Lord Kelvin y los visionarios

Anoche me encontré esta frase en un libro sobre divulgación científica que estoy leyendo…

La radio no tiene futuro. Las máquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles y los Rayos X resultarán ser un fraude. Lord Kelvin, físico, 1899.

– ¡Todo un Nostradamus de la Ciencia!- pensé.

Me entró la curiosidad. Me pregunté quién sería aquel tipo y, sin poderlo remediar, me puse a buscar información sobre este noble británico. He de reconocer que, mientras lo hacía, dejé volar mi prejuiciosa imaginación y casi pude ver y tocar a este aristócrata en su casa de Escocia, mirando al infinito y decidiendo su futuro.

– No me queda otra que ser científico; mi hermano mayor va a heredar la casa y el título familiar y prefiero la Universidad a ser explorador. ¡Demasiado polvo en los caminos!- pensé entre sonrisas.

Pues…

error, error y error.

Lord KelvinTras una primera búsqueda superficial, descubrí que William Thomson, Barón de Kelvin, fue un importante físico y matemático británico del siglo XIX; a él le debemos, por ejemplo, la famosa escala de grados Kelvin (que mira que estaba fácil saberlo viendo su título… pero hasta que no lo he leído detenidamente… en fin). Al parecer, también hizo importantes aportaciones en el mundo de la termodinámica y la electricidad, siendo uno de sus principales logros el cálculo del cero absoluto.

Vamos, un cerebro importante y privilegiado. Un visionario. Un tipo cuyo trabajo y pensamiento han hecho avanzar a toda la Humanidad. ¡Qué paradoja! Un genio científico que aseguró hace más de cien años que «la radio no tiene futuro» (leído en semana de Champions League), que «las máquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles» (y eso que no conocía las aerolíneas low cost) y que los Rayos X no iban a funcionar (¡adiós a la seguridad de los aeropuertos!).

Y gracias a esta contradicción, he de confesaros que he llegado a las siguientes conclusiones:

1. El peligro que poseen las frases fuera de contexto.

2. Que todo los seres humanos somos falibles.

3. Que la ciencia es maravillosa y que estamos despilfarrando el dinero en aeropuertos, áticos e inyecciones de bótox en lugar de invertir en el conocimiento de lo que nos rodea.

4. Que el Ser Humano es un bocazas por naturaleza.

5. Que ser bueno en algo no te hace catedrático de lo demás.

6. Que menos mal que no había Twitter en la época.

7. Que en la mayoría de ocasiones, prejuzgar es preequivocarse.

8. Que las certezas son hasta que dejan de serlo.

Y la que creo es la más importante de todas: somos tan soberbios y nos queda tanto por aprender que no nos damos cuenta de que el tipo que vive al otro lado del espejo de nuestro baño es tan insignificante en el Universo como lo es una hormiga en un campo de fútbol.

Gracias por haber venido a mi casa y volved cuando queráis!!!

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

2 Comentarios

  1. Y si esta mañana escuchas, como yo, a alguien decir que «lo del sentido común», no suele funcionar porque tendemos a que coincida siempre con lo que pensamos, entonces ya se te derrumba todo. Un saludo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.