Sin imagen

Halloween

30 octubre, 2013 Luis Miguel Artabe 0

Calabazas, fantasmas, brujas, facturas de la luz, jinetes sin cabeza, sátiros, vampiros, miembros del Gobierno, zombies… todos se dan cita la noche de Halloween para tomar los colegios, las paradas de autobús, las cuentas de Facebook  y, finalmente, los bares de copas. -¡A la hoguera con todos!- grita Torquemada olvidando la permisividad crítica absoluta que existía durante el carnaval medieval. He de reconocer que a mí siempre, quizá por mi espíritu dionisíaco, me gustó Halloween. […]

Sin imagen

En estado de espera…

25 octubre, 2013 Luis Miguel Artabe 1

Hace unos días participé en un concurso de microrelatos. El relato tenía que empezar con la frase con la que termina el último libro de Vargas LLosa:  «Habían atravesado la capa de nubes y un sol radiante bañaba todo el interior del avión». Sólo 100 palabras.   Esto fue lo que escribí, espero que os guste…   Habían atravesado la capa de nubes y un sol radiante bañaba todo el interior del avión. El tiempo, […]

Sin imagen

La doctrina «Parot»

22 octubre, 2013 Luis Miguel Artabe 0

Artículo 9.3 de la Constitución Española: La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas y la IRRETROACTIVIDAD de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos. Fin de la cita y fin de la discusión sobre la ilegal irretroactividad aplicada en la Doctrina Parot. Y quiero que os fijéis bien en la […]

Sin imagen

Érase una vez…

10 octubre, 2013 Luis Miguel Artabe 0

Érase una vez, dos veces que se volvieron cuatro. Delante de mis ojos, las cuatro veces se partieron por la mitad y se convirtieron en ocho. Perplejo, quise reaccionar, pero ya era tarde; las ocho veces se revolvieron sobre sí mismas y se convirtieron en dieciséis. Apesadumbrado, vi cómo dieciséis veces pasaron a ser treinta y dos y cómo, unos segundos más tarde, treinta y dos eran ya mil millones de desgarradoras veces. Horrorizado, en […]