José María Aznar: el Regreso del Caballero Oscuro

Última entrada del diario del último comisario de policía de Gotham City: James Gordon.

23 de mayo de 2013

Comprendo perfectamente la alegría de muchos de los ciudadanos de esta ciudad; no es para menos. Pero espero que todos ellos puedan entender el sabor agridulce que ha secuestrado mis papilas gustativas. Para la mayoría, es hora de disfrutar del nuevo mundo de posibilidades que se está construyendo delante sus ojos.

Para mí, es hora de echar el cierre.

Comisario Gordon

Entended mi melancolía. Llevo cuatro décadas combatiendo el crimen en Gotham City. He peleado contra rateros, carteristas, traficantes de droga, el Sueño de Morfeo, proxenetas y contra la familia Falcone al completo. Ésa ha sido mi vida. Y por mucho que le haya costado a mi familia… ¡no me arrepiento!

Sin embargo, salvo excepciones, ninguno de estos criminales fue un verdadero problema; podríamos haber terminado con ellos si no hubieran existido los otros.

¿Qué otros?

Pues esa banda de coloridos indeseables que han corrompido hasta los cimientos de nuestra ciudad. ¿Qué podríamos haber hecho con nuestros medios? ¿Qué podríamos haber hecho contra el Pingüino, el Joker, Posion Ivy, el Espantapájaros o Enigma? ¿Qué podríamos haber hecho contra esos políticos? Realmente nunca estuvieron a nuestro alcance.

Hemos perdido a muchos compañeros en batallas que estábamos condenados a perder. Durante décadas, los robos en serie, la dirección de las cajas de ahorro, los sobresueldos en sobres, el 3%, las cuentas en Suiza, extraños regalos para los cumpleaños o las bodas de sus niños, las comisiones en dinero negro… casi nunca podíamos demostrar nada.

Gotham City, a pesar de la permisividad de sus ciudadanos, nunca se mereció esto.

gotham city

Pero, afortunadamente, hoy termina todo. Él ha anunciado su vuelta. En apenas unos meses conseguirá sacarnos a flote, terminar con la corrupción y encarcelar a todos los criminales. Sólo con el anuncio de su regreso ha dado fe a un buen número de ciudadanos que se habían perdido en el laberinto de la crisis, en el bosque del paro, en el desierto de los desahucios…

Y en este nuevo mundo, la policía ya no será necesaria. Por eso, en menos de una semana hemos ido cerrando todas las comisarias de esta ciudad y ahora toca echarle el cierre al último despacho que queda abierto, al último ordenador que permanece funcionando… el mío.

Me tengo que despedir amigos, melancólico, pero sabiendo que su regreso salvará esta ciudad…

y a Metrópolis…

y a toda Europa…

y esta vez sí que encontrará las armas de destrucción masiva…

y no volverá a liberalizar el suelo…

y no aceptará que nadie de la trama Gürtel le regale nada a su hija si se vuelve a casar…

y enterrará correctamente los huesos de los soldados del Yak-42…

y quizá hasta nos quite a su mujer de encima…

 

Españoles…

Aznar ha vuelto.

20130523-163931.jpg

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

2 Comentarios

  1. Solo el recordarlo me produce mal del alma,así que huyo de él, como de la peste.Creo que no he conocido a nadie que me produzca tanto asco.Eso no quita que me encante como escribes y que te hayas transformado en un cínico como él para retratarlo.;)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.