Educación para la Ciudadanía

Lo mínimo que puedo decir es que toda nuestra educación está equivocada; completamente equivocada; absolutamente equivocada. Y la muestra más clara es esta absurda y eterna pelea por la asignatura de «Educación para la ciudadanía».

– Hay que cambiarla el nombre.

– No.

– Es un despropósito.

– Defiende los derechos civiles.

– Es una asignatura generadora de gays y lesbianas.

– Favorece la integración

– Adoctrina.

– La tuya adoctrina más.

– Es culpable de los embarazos no deseados.

– La mía es más larga…

 

Ya sabéis, las cosas normales de esos interesados zotes integrales que se empeñan en convencernos con argumentos para ovejas sordas. Y lo malo es que estamos tan narcotizados que nos dejemos llevar y repetimos esos mantras hasta la saciedad porque los otros están más equivocados que nosotros.

Anda que estamos buenos…

Y lo peor de todo es que al cabo de los años nos meten por los ojos miles horas de matemáticas, de inglés, de historia, mil de literatura y, al final… ¿para qué? Salimos del colegio sin saber sumar, pronunciando inglés como el último mohicano, sabiendo menos historia que Adán y Eva y sin saber quién era Federico García Lorca…

– Te equivocas Luis Miguel. Lorca era un mariquita rojo.

– El más grande.

– Sobrevalorado artista.

– Lo matásteis como un perro.

– En Paracuellos mataron a más.

– 40 años de dictadura fascista.

– Vosotros quemábais iglesias…

 

Y en fin, vuelta empezar. Ningún debate serio sobre la Educación, sobre cuál es el objetivo de la misma. Sólo exigimos unos mínimos que acordamos en función de las necesidades editoriales. Y ale… a aprenderse los reyes godos, los ríos de la península,  los libros de Kant, las integrales, los verbos irregulares etc. etc. etc.

¿Pero es que no nos damos cuenta de que todo eso ya está en Google? ¿Que todos los conocimientos del mundo están a un dedo de nuestro smartphone? ¿Por qué no utilizamos parte de esas horas para estudiar la imagen en el siglo de la imagen? ¿Por qué no utilizamos parte de todas esas horas para formar a los chavales como ciudadanos?

En mi opinión, el problema dista mucho de ser que la asignatura para la ciudadanía se llame así o asá; el problema es que sólo hay una asignatura para la formación de la ciudadanía. Que no se nos enseña lo que significa ser ciudadanos, nuestros derechos, nuestros deberes…

– ¿A quién le importa?

– Así nos va.

 

Me gustaría una educación donde los chavales, a parte de los conocimientos necesarios que les van a permitir seguir avanzando en la vida, tuvieran claro que meter la mano en el dinero de todos es alta traición al Estado y que debería estar penado con la peor de las condenas. Me gustaría que supiéramos por qué hay que esperar a que el semáforo se ponga en verde, a guardar cola sin saltársela, a esforzarnos, a que no podemos conducir y beber al tiempo, a que construir un aeropuerto significa dejar a muchos sin médico o sin Educación. Me gustaría una Educación que fomentase la lectura, el respeto máximo al profesor, a los demás, la comprensión del lenguaje audiovisual, hablar en inglés con corrección, manejar bien los números y tantas y tantas cosas útiles que harían de nuestras futuras generaciones buenos y exigentes ciudadanos y no la masa amorfa y borrega que somos. Reitero: que somos. Reitero: que somos.

Y, por cierto, puestos a hablar sobre «Educación para la ciudadanía » hay cosas que deberían estar más que discutidas ya, de las que deberían haberse llegado a mil acuerdos. No podemos seguir discutiendo sobre el aborto cada 10 meses,  sobre si los gays tienen los mismo derechos que los demás a casarse, sobre si las peras son peras y las manzanas manzanas… por el amor de dios.

Esto no puede, no puede, no puede, no puede, no puede, NO PUEDE ser un juego de alternancia de políticas lamentables que sólo pretenden favorecer a unos lobbies empresariales, religiosos o de la índole que sean. ¡Basta! Estamos a la cola del mundo en todo lo que no sean chorizos porque no nos han enseñado a tener cabeza. No condenemos el futuro de nuestros hijos con bandazos de enanos mentales a los que no les interesamos más que como unos autómatas que van a votar cada cuatro años.

Del colegio, del instituto, de los centros de formación profesional, de las escuelas-taller y de la universidad los chavales tienen que salir lo mejor preparados posible…

pero de nada vale eso…

de nada…

si no han aprendido a ser ciudadanos…

que velen por sus intereses y por los de la sociedad en la que viven.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

2 Comentarios

  1. Oye tú no te presentarás para Presidente de España o algo así,porque yo te votaría,los que están en el poder creo que por ideología ya no les interesa que se aprenda todo lo que se tendría que aprender,no creen en la cultura.No creen en las personas.

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.