Estoy harto

Llevo varios días enfrentándome al papel en blanco sin conseguir escribir un aliento.

Bueno… no es cierto,

he escrito a estertores varios sístoles y un diástole.

Todos han acabado donde acaban la mayoría;

en el frío blog de mi papelera.

Sin reciclaje.

——

Y no lo he hecho porque empiezo a estar muy harto.

Pero no harto en plan: ¡mira qué mierda de mundo! ¡Tengo que denunciarlo!

No.

Ni siquiera harto de cosas en concreto,

como la crisis, las metafóricas diarreas, el mundo que me rodea…

—–

Cada vez que miro las noticias…

cada paso que nos obligan a dar…

cada latido me sabe a un bocadillo de hiel con estiércol totalmente camuflado con nata montada.

Sin embargo, no es lo que más me enfada.

Los políticos, los empresarios, el narcotizado pueblo, los que despiertan del sueño para soñar el mundo de otros…

Claro, también harta… pero no como para comerme las uñas de mi desvencijado alma.

—–

Lo de menos es esta dichosa crisis económica,

y moral,

y social,

y política,

y económica,

y melodramática,

y genética.

—–

¡Hasta el concepto de crisis está en crisis!

Ya casi ni me preocupa.

Lo que más me enfada…

lo que detesto de veras…

es la actitud de ese tipo que vivo delante de mi espejo.

Ese tío que no grita lo suficientemente alto,

que se cansa de no encontrar la palabra precisa,

que no es capaz de desencadenar la mutación necesaria.

—–

Ese pobre idiota que se deja engañar,

que se cuestiona lo que ha hecho cada día,

que es derrotado siempre por sí mismo.

Borra cada verso que piensa,

escribe cada palabra que olvida.

Le comulgan con ruedas de molino

y ya nunca escucha lo que opino.

—–

¡!Qué voy a hacer con este hombre!!

—–

– Por favor, no me insultes, no soy un hombre. Soy un niño.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

7 Comentarios

  1. A propósito de la mierda que te echen encima…El escritor y columnista de EL MUNDO Sánchez Dragó, siempre polémico, dice hoy, una vez más: «Me da exactamente igual lo que digan de mi» No le resto mérito a su reiterada declaración, por su valentía y valiosa autoestima pero, a diferencia de otros, él está muy bien respaldado, independientemente de su valía profesional. No es lo mismo que te caiga la mugre dentro de un agujero del que es ya de por sí difícil salir que ocurra tal cosa fuera de él. Un saludo. P.

  2. Eso, eso, Luis Miguel, aunque discrepemos en algunas cosas y cosillas, haz caso de lolesgq. ¡¡No te rindas!! Eso mismo le recomendaba yo hace unas pocas horas a un buen amigo en crisis a quien su excasero le ha demandado judicialmente por una deuda de ¡¡¡¡255 euros!!! Ese modesto desheredado es de los que pagaba religiosamente, aunque no sin esfuerzo, su alquiler de 600 euros mensuales. Al casero no le ha bastado con la fianza a la que renunció el inquilino después de haber dejado la casa casi como una patena. Tenga razón uno u otro, discrepancias de este tipo se deberían solventar mediante carta certificada y facilitando el final más o menos feliz de una relación contractual.. Pero hasta los caseros -aunque sean millonarios como parece lo es el referido-, y mucha otra gente cabreada han debido perder el Norte con la crisis, con la corrupción y con la que está cayendo, y actúan ya de forma esquizofrénica. Como los ladrones del cementerio de más arriba. Robaron para vender al peso las cruces metalizadas. Ya lo decía la señora que visitaba la necrópolis: ni en el cementerio puedes estar tranquilo. Te puede llover mierda en cualquier momento y del lugar más insospechado. Entonces, hay que hacer lo que mas o menos recomienda Loles: Quitártela de encima como puedas, con tus propias manos, y seguir viviendo y buscando un futuro aunque de momento sea en la oscuridad. Un saludo, P.

  3. ¿Cómo no vas a estar harto? Esta realidad de corrupciones, políticos sin principios ni dignidad, crisis, estafas, y cada día más gente sufriendo, se hace ya insoportable. Pero por salud se hace necesario desconectar a ratitos, buscar los aspectos positivos que tiene la vida, cargarse de energía y así después seguir dando caña. No te rindas ; )

  4. «Roban 150 crucifijos del cementerio de Guadalajara» (De algunos diarios y medios audiovisuales). Reacción de una señora de más de 80 años, creo, a quien se le puso delante un micrófono en el lugar de los hechos : «Ya ni en los cementerios podemos estar tranquilos». Un saludo. P..

  5. ¿No estarás viendo mi imagen en tu espejo?. Yo también estoy harto, pero se me pasa pronto.
    No se quién dijo que no disfrutamos lo que tenemos, porque sufrimos por lo que nos falta. Le doy la razón. Seguro que en otras épocas no he tenido lo que hoy disfruto : salud, y el cariño de mi familia. No lo cambiaría por nada de lo vivido, ni por lo que pueda vivir, aún siendo muy optimista. Todos tenemos derecho a tener un mal día, yo tengo frecuentes malas horas, pero se me pasan pronto. Estoy harto, pero lo olvido pronto, y disfruto esperando sin recordar, viviendo el presente.
    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.