El inicio del Cónclave

20130312-183453.jpg

 

¿Qué diablos pasará ahí dentro? Bueno, igual la palabra diablo no es la más adecuada en este caso… o sí: nunca se sabe.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

4 Comentarios

  1. Y dale…Siguen los pesados conque me equivocado con el «Habemus Mamam». Poco sentido del humor. Mamam o mammam rima con papam. Papissa´, con dos «s» en latín, no pega ni con cola, ni siquiera con el «Habemus». Por cierto, parece que la Papisa Johanna desempeñó el pontificado entre León IV y Benedicto III. Precedentes hay. De momento nos quedamos con la libertad de conciencia que promueve Francisco. Ya es un avance. Podrían aprender Ahmadineyad,I de Irán, talibanes y otros correligionarios, Un saludo. P.

  2. Curioso. Hoy, todos los medios, o casi todos porque no he podido seguir los cien más importantes, hablan de Francisco a secas o del Papa Francisco. Ayer, desde el «Abc» al «Frankfurter Allgemein Zeitung» pasando por el muy católico «La Gaceta», el ¿agnóstico? «El País» o los telediarios de mayor audiencia, se referían a Francisco I Simplemente dejar constancia. Un saludo. P..

  3. Lo tiene complicado Francisco I de Argentina y V del Vaticano. Y ha elegido el mismo nombre de quien llegó a ser uno de los más poderosos reyes galos. Francisco I de Francia, impulsor de un extraordinario desarrollo cultural en su país, era sin embargo enemigo irreconciliable de otro católico impenitente, el Emperador Carlos I de España y V de Alemania. Y a su lado estaba otro ilustre monarca, Enrique VIII de Inglaterra, el de Ana Bolena y otras.. Empeñados en enfrentarse se lo pusieron fácil a los turcos…y eso que entonces no había redes sociales. El Francisco I del Siglo XXI tiene que enfrentarse a otras guerras difíciles dentro de su descomunal, peculiar y exclusivo territorio.,,y fuera de él. Y hay algunas batallas que durarán eternamente. Extenderse en ellas es como intentar convencer a uno del Barca que se haga del Madrid o al revés. Es perder el tiempo y yo no lo voy a hacer. Un saludo. P..

  4. Después de ver el espectáculo de Venezuela con un féretro huérfano de ilustre huésped circulando entre una multitud seducida y un presidente interino utilizando afectos populares en su beneficio electoral -¡pobre Capriles!-; después de ver y escuchar que otro ministro de democracia seria, esta vez británico, dimite por un quítame allá esas pajas y aquí no dimite ni Blanco -300 políticos imputados, solo dos o tres en la cárcel, las dimisiones tienden a cero-; después de ver el circo en un ayuntamiento leonés acosado por lo inaudito; después de conocer que la televisión pública catalana tiene 1.800 trabajadores, esto es, más que cuatro poderosas privadas juntas (Antena3, TeleCinco, Cuatro y Sexta); después de ver a la presidenta del PP catalán huir del director general de los Mossos, que no de los Mossos propiamente dichos, y pedir protección anti-espionaje a la Policía Nacional; después de todo eso y mucho más solo me quedaría por ver que saliera fumata verde y no blanca en El Vaticano Después de tanta fumata negra, quizá postrero rastro de quema de basura, tal vez un novedoso color como el verde esperanza fuera la señal de la elección de un nuevo y moderno Papa capaz de todo. Incluso de posibilitar que al final del próximo cónclave el cardenal encargado de salir al balcón para anunciar la buena nueva pudiera exclamar ante el mundo mundial no ya el sempiterno «¡Habemus Papam!» sino su alternativa natural, y sin cuota, esto es, «¡Habemus Mamam!». El colmo de la modernidad. No lo veremos, creo, «per omnia secula seculorum». Un saludo. P.

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.