Fernández Díaz, los gays y la «supervivencia de la especie»

20130304-162425.jpg

Madre mía, que estemos todavía así… a ver si vamos aprendiendo que todos somos iguales. TODOS. Bueno, igual no todos somos iguales. Por un lado están las personas que no nos fijamos en el sexo, la raza, la religión, las ideas políticas o los gustos sexuales de las personas y los que creen que la culpa de la degeneración social se debe a los que no piensan como ellos.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

2 Comentarios

  1. Lo escrito más arriba vale también para el Fiscal de Cataluña…Tiene una muy alta responsabilidad, debe servir al orden constitucional y no puede hacer declaraciones que comprometan sus delicadas funciones….Torres Dulce, Fiscal General del Estado, actúa correctamente. El Gobierno defiende, y defiende bien en este caso, el Estado de Derecho. Un saludo. P.

  2. Aunque respete todas las opiniones y la libertad de expresión, me dan mucho miedo los fundamentalismos, religiosos incluídos. Ningún fundamentalista del signo que sea debería tener cuota de poder…público. Ya tienen alguna en el sector privado. Un ministro del Interior, con mando sobre los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en un país como España con problemas de terrorismo, espionaje, corrupción, crisis económica y con casi seis millones de parados y crisis institucional sin precedentes, o sea, un altísimo cargo con mucho trabajo y difícil, debería ser especialmente cuidadoso en sus expresiones acerca de asuntos sobre los que, además, el Tribunal Constitucional ya se ha pronunciado. Eso no quita para que se exprese y aplique sus ideas como quiera en su entorno privado. Y sería muy bueno que los presidentes de Gobierno de España fueran especialmente cuidadosos también en los nombramientos de altos cargos con muy elevadas responsabilidades. Ya no basta con la competencia que se les supone; hay que exigir equilibrio y capacidad para respetar las ideas de otros, máxime si están respaldadas por el ordenamiento jurídico vigente. Un saludo. P.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.