La Indefensión Aprendida

La verdad es que muchos nos preguntamos cómo pueden permanecer impertérritos la gran mayoría de los ciudadanos ante todo lo que está pasando.

¿Cómo es posible que ante los constantes casos de corrupción en los dos partidos mayoritarios más de la mitad de la población les vaya a seguir votando en las siguientes elecciones?

¿Cómo es posible?

¿Qué tiene que pasar para que la gente reclame sus derechos? ¿Para qué se dé cuenta de que es su dinero el que ha desaparecido en sobres?

¿Por qué no salimos a la calle a decirles que se marchen todos? ¿Que nuestro dinero es para nuestro «estado del bienestar»?

¿Por qué el trabajador que está sufriendo mobbing no es capaz de defenderse?

¿Por qué los judíos que iban a una muerte segura a un horno crematorio ni intentaban evadirse?

¿Por qué somos tan sumisos? Tan esclavos del anhelo de la libertad…

Una respuesta a todas estas cuestiones la trata de dar la teoría de la Indefensión Aprendida o la Indefensión Inducida. Por si os suena de algo os diré que puede ser aplicable a cualquier sociedad, no sólo a los individuos.

Te hacen creer que no eres nadie, que eres torpe, que mereces lo que te está pasando, que has vivido por encima de tus posibilidades, que no vales para más, que no eres como los demás, que haces mal tu trabajo, que todo es por tu culpa, que ellos saben qué es lo que te conviene, que tienes que aguantar porque todo está muy mal, que te pongas a cuatro patas porque no te va a doler…

Os recomiendo encarecidamente este pequeño documental que no llega a 10 minutos. En él se incluye un pequeño experimento que hasta podéis realizar con vuestros amigos.

Y recordad: todos tenemos nuestro espacio, todos valemos lo mismo que los demás y todos debemos olvidar los miedos que nos han inducido… somos mucho más que eso. Tenemos nuestros derechos y tenemos que pelear por ellos y por romper las cadenas que nos impiden ser seres humanos.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

3 Comentarios

  1. Trataré contestar a alguna de tus preguntas.
    1. No son solo los dos partidos mayoritarios los presuntamente corruptos. Date una vuelta por las profundidades de la partitocracia catalana. Observa también lo que ocurre con otras instituciones del Estado. Y reflexiona finalmente sobre el dato de que casi el 25% del PIB español es economía sumergida. Por cierto, si ésta no existiera estaríamos como están en Egipto, Túnez, Siria…En la calle pegando tiros.
    2. ¿Qué se marchen todos? ¿Y quien toma el mando? ¿El Robespierre de turno después guillotinado? ¿Es posible pasar directamente, sin guillotinas, a Napoleón Bonaparte?
    3. ¿Mobbing? Asunto complejo. El empresario manda, tiene el poder y el dinero. Hay trabajadores que merecen el puesto de trabajo y otros que no porque han perdido la confianza. Y los que debieran ser sus defensores, los sindicatos, han perdido credibilidad de la que tampoco andan sobrados los jueces que, además, carecen de todos los datos o de la información precisa.
    4. «Te hacen creer que no eres nadie, que eres torpe, que mereces lo que te está pasando…»Un 10 para esa descripción de lo que en efecto hacen creer a algunos. Hay casos sangrantes. Y si el presunto Indefenso Inducido lo denuncia peor le irá. Le incomunican.por decir tonterias y contaminar si es que no le acusan de psicópata. Además, todos valemos lo mismo, sí, pero como persona y no desde el punto de vista profesional. Aquí funciona también el mercado, además del currículo, los contactos, los dimes y diretes (reputación) y hasta el dinero.
    5. No siempre pero en muchos casos los sicólogos -los hay incompetentes porque yerran en el diagnóstico por pésima información- lo que hacen es complicar las cosas «arrugando» más al presunto Indefenso Inducido, quien acaba pensando al final que está siendo intervenido y manipulado por unos y por otros, y termina con la cabeza como un bombo y sin que se resuelva su problema que es muy sencillo bien distinto al de un verdadero Indefenso Inducido. ¿Quién controla al controlador? Menos psicólogos o estrategias para la psiquis, más competencia profesional en las actividades que controlan al individuo, menos controles sobre mindundis y más sobre evasores fiscales y asociados; más confianza, menos austeridades que deriven en miseria y más honestidad en los dirigentes, especialmente en los políticos, empresariales y sindicales…y sería también estupendo el regreso de Montesquieu o, lo que es lo mismo, la institucionalización de la separación de poderes.
    España, querido amigo, ha perdido el Norte, el Sur, el Este y el Oeste. Y muchos ciudadanos honrados y trabajadores y amantes de su propia libertad y de la de los demás son las víctimas. A algunos les han arruinado la vida, Y los competentes «arregladores» de entuertos no terminan de llegar. Espero no obstante que las cosas cambien…a mejor. Un saludo. P.

  2. Es por esto que no quiero que mi hijo sea ‘obediente’ a lo bobo. Estoy feliz de que con tres años vaya teniendo criterio y pida lo que quiere y rechace lo que no. No es tan cómodo como madre pero infinitamente mas satisfactorio como persona

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.