Érase una vez… nuestro dinero

Érase una vez un aeropuerto en el que nadie aterrizó.

Érase una vez una tarjeta de crédito con la que se pagaron prostitutas y cocaína.

Érase una vez un viaje de “representación”.

Érase una vez una comida en horas de trabajo.

Érase una vez un piso con cocinera y damas de compañía.

Érase una vez una línea de teléfono personal.

Érase una vez un primo que fue contratado en una empresa pública.

Érase una vez el 3%.

Érase una vez el rescate de los bancos.

Érase una vez el viaje de un político para ver un partido de fútbol.

Érase una vez la operación de un Monarca.

Érase una vez un informe sobre algo que no valía para nada.

Érase una vez una conferencia sobre la paja en el ojo ajeno.

Érase una vez la estética de una princesa.

Érase una vez un informativo manipulado de una cadena de televisión pública.

Érase una vez un coche oficial.

Érase una vez un cuadro que desaparece.

Érase una vez que una empresa constructora se llevó una contrata.

Érase una vez una diputación que no valió para nada.

Érase una vez que un terreno de un amigo se tasó muy por encima del precio real de mercado.

Érase una vez un libro que se publicó y que no salió de una caja olvidada en un almacén.

Érase una vez una cámara de representantes que nunca sirvió de nada.

Érase una vez una plaza de funcionario dada de antemano.

Érase una vez un servicio de empleo que nunca colocó a nadie.

Érase una vez que el equipo de sonido de un concierto costó el doble en una sala que ya tenía equipo propio.

 

Érase una vez que todas esas cosas sucedieron mil millones de veces…

TODAS…

Y todas… se pagaron…

hasta el último céntimo…

con el dinero de la pensión de tu abuela, con el de tus recetas, con media jornada en tu Centro de Salud, con el material del colegio de tus hijos…

 

todas ellas…

se pagaron…

con tu dinero.

 

¡¡TU DINERO!!

Tu miserable dinero.

PD: La Dirección General de “Espabilización” de la Sociedad te recuerda que debes dejar de tirar tu DINERO por la ventana y debes empezar a decidir qué hacer con él.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

5 Comentarios

  1. Érase una vez..como cuento infantil;, para adultos embrutecidos y adocenados. Así nos tratan como a borregos. Veremos a ver como termina esto.
    Ah¡¡ y tu sigue escribiendo ta claro y conciso.

  2. EL DIA DESPUES…
    Bueno, se acabó ya el pensar en las elecciones. Se acabó de tener esperanzas o falsas esperanzas sobre qué partido o que político iba a salir triunfante del plebiscito. El pueblo de Cataluña ha hablado. Correrán chorros de tinta analizando con más o menos acierto el resultado. Cada cual querrá arrimar el ascua a su sardina y ofrecerá su versión de los hechos, cual un asesinato se tratase. Ofrecerán datos y encuestas realizadas (unas con mayor precisión que otras, todo hay que decirlo), nos inundaran con ellos y entre ellos nos hundiremos hasta contagiarnos de las «buenas nuevas» provenientes de un lado y otro.

    Cuarenta y ocho horas han bastado para devolvernos a la cruda realidad del día a día. A la que nos tienen acostumbrados, vamos. Hoy salta de nuevo a la palestra un nuevo caso de corrupción.
    «El secretario de organización del PSC, imputado en la presunta trama de Sabadell junto a el alcalde del Ayuntamiento de Sabadell, Manuel Bustos, y la alcaldesa de Montcada i Reixac»

    ¡PIM,PAM,PUM…fuego!. Se acaba de abrir de nuevo la caja de Pandora. Eso sí, para que no afectase a las elecciones han dejado pasar las elecciones autonómicas ya que el caso se conocía desde mucho antes.

    Todo esto empaña y mucho lo de la «Catalunya Federal» y demás proclamas. También es cierto que pocos partidos políticos se salvan de la quema. Y los que se salvan probablemente no hayan tenido la posibilidad de estar en estas esferas donde lo público se confunde con lo privado.

    Pero aparte de estas «nimiedades» el resultado electoral se resume en «mal de muchos consuelo de tontos», «no me pises que llevo chanclas» y «cuando te vi venir me dije…a por la burra viene».

    De entrada pensaba que en política se ganaba o se perdía, pero se ve que esto no es así. Se puede ganar mucho, ganar lo normal o ganar poco. Se puede perder mucho, perder lo normal o perder poco. Los que hemos estudiado alguna rama de ingeniería lo conocemos como señales digitales (donde toman valor «todo» o «nada», en informática «1» o «0», etc.) y señales analógicas (donde pueden tomar un valor infinito dentro de unos rangos máximo y mínimo). Cuando menos curioso.

    Si nos atenemos a los «resultados digitales» o dicho de otra manera los que ganan y los que pierden la respuesta es clara. CiU, PSC y SI han perdido. SI ha desaparecido del mapa político y no tiene representación. ¿Y los líderes de los otros dos partidos que «estado de señal» han adoptado?… La analógica por supuesto, y no hay segundas intenciones.

    Duran i Lleida:

    «A pesar de no tener el resultado que deseábamos, la mayoría excepcional que pedíamos, hemos tenido un apoyo muy amplio que significan un bloque de electores muy homogéneo y compacto. ¡1.112.000 votos son muchos votos!».
    «No será fácil, nada fácil. Nosotros haremos lo que tengamos que hacer, pero con 50 diputados –lo reitero– no se gobierna un país con un Parlamento de 135. Y menos si hay que gobernar en medio de la crisis y con medidas de austeridad que, como mínimo, en el 2013 y el 2014, se deberán continuar tomando. ¡Esperamos que haya otros que asuman sus responsabilidades!».

    O lo que es lo mismo «no me pises que llevo chanclas».

    Artur Más:

    «Lejos de caer en el desanimo, el dirigente nacionalista ha destacado el «millón largo de votantes» que han optado por CiU, ya que han conseguido «dos veces y media» más de votos que el segundo partido más votado –ERC– y eso «es una diferencia muy grande».

    O lo que es lo mismo «cuando te vi venir me dije…a por la burra viene».

    Pere Navarro:

    «Pere Navarro, ha admitido que el resultado de las elecciones catalanas, el peor del socialismo catalán en su historia, no es el que deseaba el partido, pero ha recordado que 20 diputados, ha perdido ocho, y segunda fuerza en votos es «mucho mejor» que lo que señalaban las encuestas.»

    O lo que es lo mismo «mal de muchos consuelo de tontos».

    Yo pensaba que lo «políticamente correcto» era como mínimo poner el cargo a disposición del partido. Ninguno de los tres dirigentes lo han hecho. Cuando menos curioso. Lo mismo en este tema de dimisiones, las señales ni son digitales ni son analógicas…simplemente no son señales.

    Carlos Valero
    En Twitter @Yastamos

    Espero que os guste, saludos a todos y en especial a Luis que es un crack¡¡¡

  3. Y colorin colorado este cuento se ha acabado,estoy cruzando los dedos para que encontremos un buen final y que seas tú quien lo cuente y te den muchos premios por hacerlo tan bien

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.