“Acabamos de matar a Federico García Lorca. Yo le metí dos tiros en el culo por maricón”

Imaginad… un chaval de 38 años (uno más de los que tiene el que os habla). Un chico que tenía una imaginación desbordante… un homosexual, rojo y republicano en un pueblo de mancos… en un país de paletos manipulables…

Nunca cogió un arma… más allá de la pluma y de las estrellas…

Estudió en la Residencia de Estudiantes en Madrid (papá con dinero se lo podía permitir)… consentido… sensible… pudo hacer lo que más le gustaba en la vida… vomitar versos… escupir metáforas…

Ser libre… hasta morir atado.

Una madrugada de 1936, la del 19 de agosto… un solo mes de guerra… “mil panderos de cristal herían la madrugada”…

Es fácil de imaginar, ¿verdad? En un cuartelillo… con los ojos llenos de lágrimas… aterrado… paloma blanca desorientada…

Un cerrojo que se abre… unos gritos… un saco en la cabeza… calor… mucho calor…

Empujones y golpes hasta un vehículo… motor en marcha…

Olor a alcohol por todas partes… risas… y todas las almas del universo gritando en silencio por lo que iba a suceder.

El vehículo se para… el motor se para… el tiempo se para…

Quizá un golpe… le bajan… cae al suelo… como el toro… aunque no fueran “las cinco en punto de la tarde”.

Más empujones… quizá le quitan el saco de la cabeza para sentirse más hombre que él. Un poco de aire fresco le reconforta… levantar la cabeza… ¿cuántos? Uno no… para eso hay que ser valiente… varios… quizá cuatro… como los cuatro jinetes del Apocalipsis.

Y Federico, personaje de un poema de García Lorca… al estilo de Antoñito Camborio… acepta su destino… sabe lo que va a suceder…

Sabe que va a morir… quizá, se orine encima (como lo haríamos todos)…

Un poeta en la madrugada… manos atadas… armas de fuego…

Disparos que revientan la línea espacio-temporal… que ahogan los sonidos de la noche…

Risas… quizá un último trago de algún vino barato.

Un cadáver eterno está en una cuneta…

Una constelación de carne y huesos es observada por la Osa Mayor mientras llora por la estupidez humana…

Un panteón de naturaleza para la eternidad…

Quizá, con el rabillo del ojo pudo llegar a ver por última vez su “luna de pergamino”… su inspiración… su musa…

Quizá pensó en algún último verso…

Y ya veis… ni siquiera una sepultura… aunque supongo que le diera igual… los cementerios tienen paredes para coartar la libertad de los que allí moran.

Muerto… e inmortal… los que le quitaron la vida se la dieron para siempre… el gañán que se jactaba de acabar de matar a Federico García Lorca, el que dijo “Yo le metí dos tiros en el culo por maricón” le convirtió en el más grande soñador de nuestra historia…

Muy bien idiota… privaste a tu gran España de un premio Nobel… privaste a tu España de un artista inacabado que tras “La casa de Bernarda Alba” había demostrado que podía alcanzar el horizonte… y gracias a ti las alcanzó a tiros…

Por rojo y por maricón… ¡qué grande tu España!

Y claro… nada se puede decir de estas víctimas… porque es remover el pasado… porque es tener falta de sensibilidad… porque… ahora no es el momento… porque ambos bandos hicieron tal y cual y yo qué sé… porque era rojo y los rojos van al infierno… y si encima son maricones van de culo…

Hace 76 años mataron a García Lorca sin juicio, sin culpa… de madrugada, entre llantos, entre risotadas… y al final… “verdes vientos, verdes ramas, el barco sobre la mar y el caballo en la montaña».

Un 19 de agosto, de 1936, un chaval de 38 años, que nunca cogió un arma, fue asesinado y nunca se ha sabido quién lo hizo… porque nunca se ha investigado oficialmente… y no sabemos ni siquiera dónde está enterrado… si es que lo enterraron…

Y en una cuneta la poesía española murió aquella madrugada… al alba…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=sRadQwNsq_Q]

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

75 Comentarios

  1. Enhorabuena por el maravilloso texto que acabo de leer. Lleno de sentimiento, pasión y cruda realidad, de a dónde nos lleva la maldad y la sinrazón.

  2. Esta historia me comnueve… es una pena que haya gente tan burra. Y pensar que aunque despues de susesos como estos se reflexiona y se arrepienten, cuando vuelve a haber oportunidad lo repiten todo tal cual… una pena!

  3. al menos tenemos la certeza histórica de saber que aquellos disparos, todos los disparos de la guerra, todos los disparos del mundo, no sólo se llevaron la sonrisa de Lorca: produjo las sonrisas presentes de todos y todas al recordar a gente como el gran poeta granadino…

  4. Cuando conocí la poesía de Lorca y pregunté por él, nuestro profesor de lengua me cortó mandándome a callar. Era el año 1955, en Extremadura. Después he leído todo sobre Lorca y no dejo de emocionarme. Tu texto ha conseguido que afloren los recuerdos junto con algunas lágrimas. Gracias.

  5. Me has dejado sin palabras, como siempre…y en un profundo estado de reflexión…Esa España invertebrada, esa España sin razón, sigue latiendo en los corazones de los españolitos de a pie…vive en todos y cada uno de nosotros…tanta barbarie para qué…hoy no te pegan tiros, no te encarcelan…te condenan a morir en vida, y eso, querido amigo, no sé yo, si es…hasta peor.
    Me ha gustado mucho. Simplemente, genial

  6. … Hola me has contactado por twitter.. y me alegro que lo hayas hecho… he compartido este texto… con mi comentario… ESTO ES LO QUE NO HAY QUE OLVIDAR… PARA QUE NO SE REPITA…. asi en mayusculas… gritandolo…. Bssss….amigo…

  7. Excelente trabajo. Se clava hondo. Aún me quedan por leer algunos de tus escritos. No se si la excusa de falta de tiempo sirve para algo. Siendo jubilado será poco creíble.
    La verdad es que me gusta paladear lo bueno, y me regodeo después.
    Mañana otra dosis si dejas la puerta abierta.
    Como siempre, ¡Enhorabuena !. Por saber decir así lo que piensas.

  8. Esta muy bien, e interesante. Me permito una crítica:
    Probablemente les mataron por rojo (o por rojo y homosexual), pero una cosa son los motivos esgrimidos por el analfabeto hijo de p que le mató, y otra cosa es lo que era.

    Lorca era liberal, y por ello republicano, porque era el orden vigente y democrático, dado que los liberales querían como su nombre indica libertad, al margen de aristocracia y religión.
    De hecho, fue Ortega y Gasset el que llamó a jóvenes intelectuales a manifestar su opinión política durante la dictadura de Primo de Rivera. Entre ellos, llamó a Lorca.

    Lo que no era Lorca, era ser rojo en el sentido revolucionario del término. Rojos eran las izquierdas, y asi las denominaban tanto las derechas a las izquierdas como las izquierdas a sí mismas, pero dentro de las izquierdas (o rojos) había muchas tendencias, fundamentalmente eran de corte socialista, no liberal, unos más pacíficos que otros. Estaba el partido liberal radical, por ejemplo, que de liberal tenía poco, porque era revolucionario de izquierdas.

    Lo que pasa, es que después de bastantes años ya de liberalismo, desde la primera república, las ideas liberales habían calado tanto en las izquierdas como en las derechas.
    De hecho, Lorca era buen amigo de José Antonio Primo de Rivera.

    En estos temas yo no me fío de nadie, pero me ha resultado muy interesante este artículo, con citas de textos de Gibson: http://laterceraesp.blogspot.com.es/2008/10/lorca-y-jos-antonio.html

  9. Me ha gustado mucho el artículo. Creo que el deseo máximo de las personas como tú, es que se aplique la justicia y no la venganza. España es un país inmaduro por no haberlo hecho. Que además tengas tiempo para contestar a los lectores, es de agradecer. Lo más importante es que a pesar de la barbarie, Lorca sigue vivo en nuestra cultura y nuestro pensamiento.

  10. La esencia humana que destila tu poema es la misma que se descubre en algunos comentarios posteriores que pena… uno desnuda su alma, la pone a disposición de lo desconocido y lo fusilan… ya ves todo sigue igual. Me gustan los puntos suspensivos… no somos filologos, ni poetas, solo seres en la red… no voy a leer nada más por hoy, quiero disfrutar de lo que he recibido. Mil gracias!

  11. Mi profesor de Historia siempre nos ha dejado claro porque no se ha investigado:
    Andalucía aún mantiene su propia ley y el renombre de grandes familias impide que esta sea traspasada.
    Un indigno final, para un digno poeta.

  12. emocionante, vibrante, Gracias…
    Me gustaría leerlo en una noche dedicada al teatro «la Nit del teatre viu «en el pueblo donde vivo Cervera (lleida). ¿Tendrías inconveniente que lo hiciera?

    gracias de nuevo

  13. Excelente relato, Luis. Y a los que dicen que muertos hubo en los dos lados, les digo que al menos uno de los bandos sabe en donde tiene a sus muertos, el otro no tiene siquiera un lugar al que acercarse, donde poder llorar a los suyos u honrarlos, acercarle unas flores, conversar con la tierra… porque ni sabe siquiera si están muertos o vivos.

  14. Hola Luis
    Excelente tú relato.
    A mí me gusta mucho la estocada de José Lezama Lima para explicar la muerte del poeta:
    “Lo que mató a Federico no fue la política, sino la grosería”.
    Frase qué desde Argentina suscribo.

    Abrazo
    M.

  15. Me avergüenzo de los españoles que mataron a Lorca como también me avergüenzo de los españoles que mataron a Calvo Sotelo que era un diputado elegido democráticamente en aquella dificilísima época por sus odios e intolerancia.

    Me avergüenzo también de la injusticia de vivir 40 años en dictadura y de vivir 37 en una pseudo democracia donde se considera que pensar de forma distinta a la izquierda es ser asesino, intolerante, fascista, etc..

    Lorca se escondió en casa de un conocido falangista que hizo lo que pudo por defender a su amigo pero quizá le faltó dar su vida porque nadie le reconoce la valía y la talla que hay que tener para oponerse a un asesinato tan penoso como este, tan injustificable como este, pero, sin embargo se le incluye en el «limbo» compuesto por el axioma «No existen personas buenas en la derecha», qué estupidez.

    Lorca ha sido una pérdida enorme para la cultura y la cultura no es predominio exclusivo de la izquierda, ni ser paleto manipulable lo es de la derechas si contemplamos la valía intelectual y profesional del último gobierno del PSOE.

    Un asesino, lo mismo que un ladrón, no tiene color, no es rojo, ni azul, porque es incompatible con cualquier definición de valores humanos. Tan injusto este asesinato como el de cualquier judio francés, polaco o ruso por los Nazis, o cualquier ciudadano ruso por Stalin, o cualquier cubano por Castro, no sólo por ser militantes políticos o no sino por ser homosexuales, judíos, gitanos, católicos, ciudadanos.

    Ni Lorca, ni Calvo Sotelo eran combatientes y, por tanto es un Crimen de Guerra su asesinato, pero también el de curas, monjas, obreros, etc….

    Por eso, tan asesinos son unos como otros y malditos ambos, pero por ser asesinos, no por ser de una ideología política, que ni en un lado ni de otro es aceptada por la mayoría de los paletos manipulables que formamos este país, lo hemos demostrado y lo demostraremos en las urnas.

    Sobran los extremos, deben hundirse AMBOS en las alcantarillas del olvido para no envenenar con su presencia latente y constante nuestra vida.

    En España llevamos 37 años demostrando que no queremos extremos, ni de izquierda como los asesinos de ETA, ni de derecha como los falangistas asesinos de la guerra.

    Afortunadamente para mí, algunos de mis mejores amigos pertenecen a CCOO, son del PCE y otros son falangistas, pero la mayoría somos gente normal que echaba pestes del PSOE de inútiles y corruptos y las empieza a echar del PP que sólo actúa para crucificar a funcionarios.

    La labor de la muerte de Lorca, Calvo Sotelo y otros cientos de miles de víctimas es de los historiadores, no de la policía, no sólo porque los delitos han prescrito, sino porque la Historia debe impedir el renacimiento de los sentimientos enfrentados, debe hacer justicia al recuerdo para vergüenza eterna de los asesinos pero nosotros debemos avanzar con la cabeza bien alta por habernos dotado de una Democracia sin tiros, ya que aquí podemos y debemos caber todos, derechas e izquierdas y viceversa.
    No sobramos ninguno, salvo los violentos, sin color, por ser simplemente eso, violentos.

  16. Señor Artabe, yo he publicado en mi facebook este artículo. Pero he nombrado su procedencia y su autor. Me gustó tanto que quise compartirlo con mis lectores. Igual tuve que pedirle permiso antes, pero como nombro literalmente su nombre creí que no era necesario. Ni que decir tiene que si no le place que lo haya compartido, solo tiene que decirlo e inmediatamente lo borro. Yo también soy escritor y sé lo que duele un plagio. Pero en ningún momento esa era mi intención. Le paso el enlace para que vea que realmente lo que digo es así. Y una vez más le felicito por su prosa..

    https://www.facebook.com/pages/El-Canto-del-grillo/451278431553035

  17. Soberbio. Le felicito señor Artabe por su descriptiva prosa. Ha sido una magnifica crónica de una muerte a oscuras y silenciada. Me ha abrumado usted al haberme hecho revivir una situación tan sobrecogedora. Me quito el sombrero.

  18. De verdad es impresionante. Quienes son los que no quiren que se recuerden y se saquen a la luz todos los asesinatos que hiciron estas ordas. Son los mismos que ahora nos estan governando. Porque solamente com mirar los apellidos de estos cafres de ahora coinciden en los mismos de antes.

  19. Fantástico texto, pero… ¿y si resulta que los que lo matan no hacían más que cumplir órdenes? ¿Y si en realidad la bala que le partió el pecho fue disparada por alguien que leía furtívamente sus poemas? ¿Y si su asesino tuvo que contener la emoción y las lágrimas al saberse el aniquilador de tan preciado genio?
    En ocasiones nos olvidamos de que la guerra se libró entre primos, entre vecinos y hermanos. Y caemos en la simpleza de demonizar, de establecer cátedras con meros legajos. Sabemos que quien le condenó fue vil. Pero ¿tenemos certeza de que quienes lo llevaron al paredón fueron borrachos y viles hijos de puta? ¿O pudieron ser campesinos u obreros a quienes les tocó defender un bando que realmente no era el suyo? ¿Acaso podrían ser humanos atrapados en un tiempo injusto y cruel? Como digo, excelente texto, de veras, pero deberíamos mirarnos dentro para meditar sobre los ‘absolutismos’ que tanto daño han hecho y hacen a nuestro inculto país.
    Abrazo y enhorabuena.

  20. que pena , yo diria que el mejor de españa y podria haber sido hasta mejor de el mundo
    quizas la muerte lo convirtio en eso , quiza morir así lo hizo mas eterno , pero quien da mas lástima es la clase de gente que tenemos alrededor ,da la impresión de que no estamos seguros ni en nuestro entorno familiar ni mucho menos en el de afuera ,pero grande fué y será por toda la eternidad ,aquellas palabras que no se la lleva el viento si no en corazón de un hombre español saludos desde Ecuador!

  21. Increíble el post. Al ir leyendo… cada una de las frases me emocionaba más que la anterior. La verdad que era un gran escritor, aunque le cortaran las alas demasiado temprano, siempre podremos recordarle. Un gran texto, me ha encantado. Un saludo, muac !

  22. Tengo oído que el autor material del crimen se fue pavoneando de lo que había hecho prácticamente hasta que murió. No hará más de 15 ó 20 años. Parece que residía en Fuengirola (Málaga). Yo he trabajado siete años allí. Por eso ya había oído yo alguna vez lo del detalle de los tiros en el culo. Es algo que se comenta en círculos reducidos de gente del pueblo de vez en cuando, muy en voz baja y como quien no quiere la cosa. También he escuchado, por si sirve de algo, que un familiar directo suyo es propietario de una farmacia en la localidad. No he conseguido nunca averiguar cuál.

    • Gracias por la crítica… cuando uno escribe prosa lírica corre esttos riesgos… de todas maneras… en mi opinión, Lorca es muchísimo más importante como dramaturgo que como poeta… lo malo es que nunca sabremos a dónde hubiera podido llegar… nos lo mataron… 😉

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. “Acabamos de matar a Federico García Lorca. Yo le metí dos tiros en el culo por maricón” | Memorias de un pez ahogado « Redescubriéndome
  2. Acabamos de matar a Federico García Lorca. Muere la poesía española...Exigencias del Guión

Responder a Manel Montañes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.