Valoración del medallero español en los Juegos Olímpicos

20120810-121343.jpg

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

4 Comentarios

  1. Después de leer hoy la carta del director de EL MUNDO – “The Shadows Cabinet”- en la que explica con detalle y antecedentes el escándalo de corrupción y espionaje que asombra a medio mundo -anuncia por cierto que ha recibido amenazas por lo que en su diario han publicado Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta-, decido olvidar las cloacas y centrarme en la impecable ceremonia de clausura de la Olimpiada de Londres. Después de homenajear a la prensa de papel, aparece Winston Churchill -con su puro- dando paso a una espectacular historia de la música británica. Difícil de superar… como su tercer puesto en el medallero.
    España, 17 medallas. Aunque abunda la plata (10), la escasez de oro (solo 3) nos sitúa en el puesto 21 por detrás de países teóricamente inferiores deportiva y económicamente. Un oro más nos habría colocado entre los 15 primeros. Pinchazos en tenis, fútbol, atletismo y alguna que otra disciplina. La plata del baloncesto, después de una final memorable contra un invencible EEUU, tiene mucho mérito. A destacar el cariño demostrado por los jugadores norteamericanos con Pau Gasol al final del partido. Prestigio de un catalán y español universal. Y las otras nueve platas más los bronces y los numerosos cuartos puestos, también son meritorios. Cuántos los hubieran querido. Un saludo. P.

  2. Invité yo a Rojoy y sus pandillero a que ya que tán amontáos ner mesmo barco, ficieran un viajecico po er triángulo las Bermúas. Aspero que m’haigan ascuchao y que tarden 28 año en gorvé. Mis velicas a la santa ya tán enciendías. Aspero tiené suette, que m’oiga y le faga un güen favó a tós lus pañoles, les votasen o no. En fin, a asperá esa güena noticia.

  3. Para los más jóvenes o poco duchos en Historia Universal: El presidente Nixon tuvo que dimitir por un caso de escuchas telefónicas al partido de la oposición. Famoso Watergate. Clinton arruinó su carrera política por un “quítame allá esas pajas” con una becaria. No entro en temas morales. Solo pregunto: ¿Cómo se enteró todo Dios siendo él ni más ni menos que un superprotegido presidente de EEUU? Su mujer, Hillary, manda ahora mucho en aquella tierra y en los demás sitios…¡Que los dioses me protejan! Aunque no soy importante, menos mal, lo mejor de momento es hablar de la máquina Bolt, del superdotado Phelps y de otros astros del deporte que han hecho Historia. Otro saludo y cordial. P.

  4. Bueno, hombre, Luis Miguel, tampoco van las cosas tan mal…Todavía pueden caer algunas medallas más…Se van haciendo mayores nuestras estrellas…Nadal no pudo comparecer…La crisis…Conocí Olimpiadas en las que España no obtuvo ni una sola medalla.
    Y vuelves a citar a los políticos en páginas de deportes…No todos están de vacaciones:
    – Con el calor que hace, el alcalde de Marinaleda asalta supermercados en lugar de llenar los carritos utilizando su bolsillo y el de sus amigos, Llamazares incluido.
    – Algún político, que tampoco debe de estar de vacaciones, trata de parar el escándalo de corrupción y espionaje que ha denunciado durante varios días EL MUNDO y, en menor medida, LA GACETA. Salvador Sostres, columnista del primero de los diarios, le echaba un par no hace muchas horas. Después dar un repaso a Rubalcaba y Garzón, terminaba su columna así:
    (…) Siempre nos han escuchado y siempre nos escucharán. Siempre querrán saber qué hacemos y qué decimos, y les corroerá siempre la envidia y la frustración de no ser libres como nosotros, de no sentir el amor y la generosidad como los sentimos nosotros. Y nosotros no somos ni el partido de la oposición ni ninguna organización concreta (…) Si crees que no te escuchan eres un ingenuo. Si crees que no te vigilan empieza a creértelo y no hagas nada que pudiera resultarte embarazoso tener que admitir en público…Genova 15 está al lado de tu casa, y de la mia…saben qué decimos, qué hacemos y qué soñamos. Por eso quieren saber dónde estamos.”
    En periodismo no hay libertad pero algunos, bien pertrechados y apoyados, pueden alcanzar la cima…Y conste que te pueden engañar para que fracases tú y tu equipo, te pueden poner trampas y, tambien el periodista se puede equivocar…¿Y quien no? Si hasta presidentes de los todepoderosos EEUU de America como Nixon, Clinton erraron (Jeffersson bastante menos)…Fíjate los demás. Un saludo. P.

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.