Es difícil elegir entre los toros y el trabajo

20120605-124602.jpg

No os voy a leer algunos artículos de la prensa internacional… pero vamos… ya suponéis por dónde van… la marca España vuelve a revalorizarse…

Supongo que ya sabéis que hablo de aquel político que le dio a elegir a sus pueblo entre toros y políticas de empleo y ya sabéis que salió…

Es nuestra fiesta, genera empleo, tradiciones, nos merecemos un respiro…

Vamos… la indignación de media Europa…

Y digo yo… en este caso… en lugar de votar…

¿No es mejor botar a alguno?

¿No es mejor repartir el dinero público entre los desempleados o los más necesitados de la zona?

¿O simplemente ahorrarlo para otra cosa?

Ayssss… esto me recuerda tanto al «Pan y Circo» romano… al no importa nada mientras estemos distraidos…

Me recuerda tanto a Poncio Pilato lavándose las manos tras la salvación de Barrabás… tras la condena de Cristo… (que conste que lo he leído, que no estuve allí)

En fin, que tenemos lo que nos merecemos…

Por si acaso algún político más quiere hacer algún referendum le escribo unas cuantas ideas para que la gente decida entre…

– Cobrarle 1000 euros al mes o pagárselos…

– Hacer un año de prostitución obligatoria o que dispongan de profesionales del sexo durante un año.

– La paz mundial o la tercera guerra mundial…

– Salir de la crisis o quedarse en ella…

¡Vamos!

¡A votar!

¡Viva la democracia!

PD: Eso sí, con listas cerradas, sin una circunscripción única para todo el Estado, con un Senado y con las diputaciones inoperantes, sin participar en los presupuestos… bla bla bla bla

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

1 Comentario

  1. Si no tienes trabajo ni dinero procedente de los sudores laborales, no puedes ir a los toros, al fútbol, al cine…si no te invitan después de haber tenido que confesar lo peor o que se hayan enterado a través de cotilleos que conducen a movimientos solidarios humillantes. Y tal vez tengas que buscar, y la suerte de hallar, sin que te vea nadie medio tomate -todavía en buenas condiciones- y demás restos de comida y de festines de otros en algún contenedor de basura. También está lo de Cáritas, claro. Pero, según me contaba el otro día uno que salió de la crisis después de probar el agrio sabor del agujero, el mayor problema es que pierdes la dignidad y por supuesto autonomía. Eso sí. Tienes la libertad del pelele o la de elegir entre nada y nada o entre nada y casi nada.
    Si no tienes trabajo te puede devolver la autonomía, dignidad y libertad sin apellidos una herencia, la lotería, las quinielas,un seguro de desempleo (temporal), una pensión (en varios tramos indigna e insuficiente) …Y alguna que otra cosa que te alegre, además, el corazón. También, y como bien pareces sugerir, aunque eso tendría efectos a largo plazo, daría magníficos resultados la racionalización de los Presupuestos de un Estado autonómico insostenible. En cuanto a lo de los toros -no soy antitaurino, tampoco fan-, soy partidario de dejarlos en paz, ya sea en las dehesas ó tras aplicarles la estocada después de una bella faena en La Maestranza. Hay que respetar la libertad del mando a distancia y los gustos y libertades del ciudadano mientras no afecten a terceros. Las torturas las padecen también los casi 6 millones de parados, los súbditos de Asaz en Siria, las adúlteras en el islam, los 14 millones de fumadores tolerantes con quienes no lo son, entre otros muchísimos colectivos que soportan coacciones y extorsiones varias, a veces teledirigidas, y sectarismo sin cuento. E insisto, la mía es una opinión tan respetable como la de quienes no piensan como yo. Un saludo. P.

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.