Javier Krahe pendiente de una sentencia por cocinar un crucifijo hace 30 años

20120528-175305.jpg

Nunca me hizo mucha gracia Javier Krahe. Yo le conocí, como lo hicimos muchos, de rebote. Fue a través de aquel disco que compartió con Alberto Pérez y Joaquín Sabina llamado La Mandrágora. Tiempos pasados… tiempos de arlequines… tiempos de risas…

Y aunque no me volviera loco, canciones suyas de aquel trabajo como “La Hoguera”, “Marieta” o “Un burdo rumor” aún resuenan en mis oídos, en mi alma…

Entre otras muchas obras fueron las culpables de la forja de mi ironía… de mi locura…

Javier Krahe se ha convertido hoy en Trending Topic en Twitter. Y lo ha sido porque se le juzga por un vídeo que realizó en 1978 y que fue emitido en Canal + en 2004. Se le puede condenar hasta con una multa de casi 150.000 euros…

El vídeo es éste…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Zoy8qwPYTo0]

Como podéis observar a simple vista, la calidad de este trabajo no es nada buena…

Si nos fijamos en su aspecto visual, el montaje es bastante malo y la iluminación es insuficiente. Por no hablar de planos desenfocados y golpes en el trípode durante la grabación que hacen que la imagen se mueva.

Atendiendo al sonido, observaremos cómo la locución es suficiente… pero la calidad del mismo es… bastante floja. Existe un permanente ruido de fondo producido, seguramente, por la utilización de un mal sistema de grabación de audio.

Atendiendo a todo esto, queda claro que el continente es de lo más amateur. Casi un juego diría yo si me lo permitís. Como secretario del jurado del Certamen de Cortometrajes de la Universidad de Cantabria he visto más de 1000 trabajos en el último lustro y os puedo asegurar que 800 eran mejores que éste.

Si bien, la polémica que se ha generado no tiene tanto que ver con el envoltorio del caramelo como con su contenido.

Y no estoy hablando de la propia receta del plato que se quiere preparar, que es mala a rabiar… cocinar un trozo de madera, sobre cuatro cebollas, echándole un poco de mantequilla y sal… ¡Y para dos personas! ¡Qué vergüenza!

No. El problema con el contenido de este trabajo es otro. Aplicando la semiótica uno se da cuenta de que lo que parece que quiere decir, es que es difícil de tragar la historia de la propia muerte y resurrección de Jesús… el cristianismo en sí. Y supongo que se pretende que el vídeo se convierta en una metáfora de esta idea… asando un crucifijo a fuego lento durante tres días… hasta que resucita…

– ¿Cómo decir que esta historia es intragable?

– Haciendo una receta intragable.

Claro, hay que entender que, lo que para algunos es un trozo de madera para otros representa lo más sagrado de sus vidas: Dios (sean cristianos, católicos, o creyentes por su cuenta). Un crucifijo, por tanto, es la representación de Jesús que a su vez es hijo de Dios y Dios en sí mismo. Entonces…

– ¿Es entendible el cabreo con un vídeo así?

– Claro que sí. Sin ningún género de duda.

– ¿Entonces es condenable penalmente Javier Krahe?

– Pues eso lo tienen que decir los tribunales.

– ¿Pero qué te parece a ti?

– Sinceramente, aunque algunos le den la representación de Dios y para otros ni siquiera le den a Dios la posibilidad de existir (existencia que no pretende dilucidar este artículo, faltaría más)… creo que…

Mirad… si representase a Dios… si fuera la carne de su carne… ¿por qué podemos comprar y vender crucifijos en cualquier tienda? ¿Estamos comprando o vendiendo a Dios? ¿A sus favores? ¿A su espíritu?

Necesitamos ver a Dios y humanizarle para poder tenerle más cerca… no hay nada más humano que eso… pero, en mi opinión, eso no significa que… en fin… que meter un crucifijo en un horno sea más grave que negar la propia existencia de Dios en un ensayo… me parece otra manera de abordarlo… burda, pero otra manera…

Estamos en un tiempo en que puedes cambiar de canal o salirte de la sala de cine si no te gusta la película… y donde, afortunadamente, se respetan las ideas de todos… y las que no te gustan, con pasar a otras… vale…

Entendedme, creo que todo tiene su justa medida. En mi opinión estamos ante un chiste, una ironía, ni siquiera creo que haya espíritu de mofarse de los devotos de una religión… y creo también que es de mal gusto y ejecutado con mala calidad… Pero de ahí a ser un delito…

– Entonces…

– Entonces nada… que la jerarquía de la Iglesia le diga lo que piensa sobre su obra, que la gente que profese esa fe le recuerde que para ellos no es un plato intragable… que está equivocado… o que pasen de él… o que hagan otra obra sobre la gente que niega la existencia de Dios o… no sé… que simplemente pasen de él… lo que han conseguido es que su mensaje se difundo un millón de veces más de lo que se hubiera hecho de no haber sido demandado…

Además, si le explican su malestar… quizá hasta la convenzan…

Pero… ¿delito? Para eso está el derecho… aunque a mí, personalmente, a mí… me pega que no… pero claro… yo sólo soy un exiliado periodista que nada entiende de dioses…

… ni de mujeres…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=DvJc5DoE4Fc]

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

9 Comentarios

    • Bien, Luis Miguel, de acuerdo en lo del mal gusto. Pero admite que en un país mayoritariamente católico, con algunos millones de practicantes, una parte pudo sentirse muy ofendida. Cuando a Krahe se le llevó a los tribunales hace bastantes años aquello era, o parecía, presunto delito y repito lo de presunto. El tiempo parece haber corregido las conciencias y nos hemos ido adaptando a la libertad religiosa, a la de expresión…ejercitado en la tolerancia…Y los jueces han absuelto a Krahe. En un país decadente, donde los jueces son también muy cuestionados, según rezan los resultados de las últimas encuestas, debemos seguir otorgando el máximo respeto a las sentencias judiciales. Un saludo. P.

      • Las sentencias judiciales hay que respetarles en función de que sean acordes al derecho… y si no son acordes al derecho no son respetables, cosa que pasa de vez en cuando… porque los jueces, como todos, son seres humanos imperfectos que aciertan y se equivocan, y hasta, a veces, se equivocan adrede…

  1. Krahe, absuelto. Por algo los jueces han estudiado para dictar sentencias. No siempre aciertan pero es que todos nos equivocamos. Incluso yo por haber ejercido de juez. En cualquier caso, mi condena era moral como la que en alguna ocasión recibimos injustamente de algún aficionado a la judicatura: «es que eres un chico muy malo». Aún así yo decía que cabía el indulto. Hablando de Krahe, crucifijos, cristianismo, ateos y caminos de Santiago, firma hoy, mañana y pasado en la Feria del Libro de Madrid (Caseta 56) Andrés Ferrer Taberner. Recuerden «De árboles, nubes y sueños. El caminar de un peregrino a Santiago» (Carrera Editores). Un saludo. P.

    • A mí me pareció un vídeo mal hecho y de mal gusto… pero hasta ahí… no considero que entrar en la religión de los demás pueda ser delito como tampoco lo es las veces que la religión quiere entrar en la vida de los demás…

  2. No quiero seguir polemizando sobre un tema vidrioso como éste y lo doy aquí por zanjado. Prefiero las fabes con almejas, el cocido madrileño o montañés y, ya pronto, el gazpacho, que lo adoran hasta los suertudos asiduos de «La Coupole» (París). Pero he leído hace tres horas la columna de David Gistau en «El Mundo» y debo citar el final de la misma. A propósito de algunos rebrotes de anticlericalismo, escribe el columnista, y lo recojo con más o menos fidelidad, que algunos líderes socialistas siguen fusilando al Cristo del Cerro de los Angeles. Con ésto acabo y sigo, algo confuso, la historia cruel de la prima de Riesgo, de Bankia, Novocaixabank, Catalunya Caixa y demás virulencias a las que continúa sometido el Sistema Financiero Español. Un saludo. P.

    • Hombre, hay que entender que este brote de anticlericalismo… está rodado en 1978… Con lo que no tiene nada que ver con la actualidad y… que habría más cristiano que llamar a Krahe (un obispo) y tomarse un café con él… y darle su opinión y saber por qué lo hizo y al final… un «te perdono». No parece má lógico? No desvelaría la verdadera naturaleza de Jesús?

  3. Para encontrar compatibilidades entre ateísmo y cristianismo obviando el furibundo anticlericalismo, recomiendo la lectura de «De árboles, nubes y sueños. El caminar de un peregrino a Santiago» (Carrera Editores), que acaba de ser presentado en Valencia y próximamente lo será en la Feria del Libro de Madrid. Su autor es el profesor de Historia del Arte y escritor, Andrés Ferrer Taberner, poeta del pensamiento libre, gran observador y divulgador que investiga, explora y transmite con ilusión todo aquello que ve, mas allá de la mirada, convirtiendo al lector en compañero cómplice de sus andanzas entre nubes y montañas. Ferrer, sorprendente seguidor de la Institución Libre de Enseñanza, reconoce al inicio de su aventura que es «gran ateo entre los ateos» y casi al final de la misma reitera: «Aunque ateo hasta la médula, estoy orgulloso de mi cultura cristiana (…)». Aunque no comparto ese orgullo y rechazo los chantajes a la libertad individual que motorizan algunos abanderados de la cultura de marras, valoro la contradicción del autor, gran maestro con la muleta a pesar de declararse antitaurino en la mismísima plaza de Pamplona. A Rubalcaba, el del IBI, le gustaría el libro de Ferrer. ¿Le veremos algun día de peregrino en Roncesvalles con la idea de llegar al menos a Villafranca del Bierzo? Un saludo. P.

  4. Es que hay ser krae -desde hoy nombre común o sustantivo si me lo permite la Real de la Lengua- para ejercitarse en tareas gastronómicas de ese porte. Es que a los 20, a los 30 y hasta después se dicen y hacen muchas chorradas. En un país único como éste donde hasta los ateos hacen el Camino de Santiago, reconocen raíces cristianas y se encariñan con el Apóstol -como en otro momento puedo llegar a demostrar- solamente los kraes cocinan con tales inadecuados ingredientes y merecen por cutre resultado sentencia condenatoria. Eso sí, siempre cabe el indulto, al menos de un agnóstico convencido como el que escribe, a quien han perseguido -y no cejan- como a Saulo y tantos otros, sobre todo después de haber logrado la conversión del «expremier» británico Tony Blair. Un saludo. P.

Responder a Pablo García de Sola A. Madrid Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.