¿Por qué nos mienten los políticos?

Nos enfrentamos día tras día a mentiras y mentiras y medias verdades sobre todo tipo de situaciones. Los políticos se aferran a puestos y a luchas entre ellos por el poder que les llevan a declarar estupideces que cada vez nos engañan menos… y nos encienden más. No está el horno para bollos, sobretodo si van cargados con nitroglicerina.

El interés por el bien de las personas gobernadas ha desaparecido desde que políticos y ciudadanía viven en dos planos de la existencia totalmente diferentes. Algunos no saben le que cuesta un café, otros el autobús, otros disparan el precio del metro sin conocer el perjuicio que eso supone, y otros… en fin… no podrían sobrevivir ni un mes con el salario mínimo.

La “voluntad de poder” ha arrastrado al ser humano a la autodestrucción desde tiempos inmemoriables y, probablemente, será la causa de nuestra desaparición. No tenemos medida. Si poseemos un millón, queremos dos y si tenemos dos, queremos cuatro. Somos insaciables. Y los políticos (la gran mayoría) no son más que un claro ejemplo sin tapujos de esta genética manera de ser. Una casta al abrigo de un sistema que les permite gobernar a su antojo tan sólo por jugar un partido cada cuatro años.

Y claro… los partidos políticos se enfocan al poder, a ese Anillo Único para gobernarlos a todos. A esa necesaria mentira que les dé una pequeña ventaja, que aliente a sus vástagos… que reafirme la ideología desus zombies…

Tal es la necesidad de este poder en sus filas que les ha llevado a ser herramienta esclava de un sistema financiero que aún tiene más voluntad de poder que ellos… y probablemente… mucho más poder… y poder poder…

Unos tapan a los otros porque se financian de ellos y los otros tapan a los unos mientras les sirven para tener más cuota en un mercado ficticio que hace tiempo dejó de jugar con mercancías para disfrutar de las intenciones, los valores supuestos y algo tan inmedible como la confianza.

Lo malo, es que al final quienes padecemos todo esto somos esa gran mayoría de hobbits que habitamos en la Comarca y que estamos hartos de que un día se rían de nosotros los orcos de Moria, otro día los Nazgul, al día siguiente el Balrog, luego los Uruk-Hai de Isengard, el troll de las cavernas y, últimamente, hasta el pato Donald.

No sé qué podemos hacer. Sinceramente. Porque si estuviéramos ahí, probablemente, también seríamos corrompidos por el poder del Anillo.

Creo que todo esto nos lleva a pensar que, a falta de moral y responsabilidad social, necesitamos más controles porque es tiempo de darnos cuenta de que no nos podemos fiar de nosotros mismos. Quizá agravar penas, acotar reelecciones… no lo sé. Pero desde luego, acabar con las mentiras, las medias verdades y con el silencio. No es admisible.

Por si algun político lee, y me lee, le propongo un pequeño manual situacional. Una clase práctica que pasa por jocosa pero que realmente es muy seria. Yo recomiendo ensayar antes delante del espejo. Por no trabarse, por la falta de costumbre y eso…

– Si en algún momento pensamos que es mejor la mentira que la verdad debemos buscar un exorcista.

– Si existe una crisis terrible uno debe decir “Hay crisis”. Los brotes verdes los dejamos para los invernaderos.

– Si un banco falsea sus cuentas, su presidente cobra millones de euros y su gestión responde a una gestión política diremos que “El banco ha falseado sus cuentas, el presidente cobraba una pasta y la gestión la hemos estado llevando nosotros”.

– Si no os ponéis de acuerdo para realizar cambios en televisiones públicas y tribunales decidlo tal cual es: “Mirad, como vamos a utilizar la televisión pública para influenciaros no nos ponemos de acuerdo en quién debe ser su director” y “como vamos a acabar siendo juzgados nosotros o alguien cercano a nosotros por algunos de estos tribunales que nosotros designados debemos elegir muy bien a sus miembros. Lo de la separación de poderes es una falacia”.

– Si la única forma de conseguir confianza de los mercados es nacionalizar algo hay que decir “nacionalizamos esto porque si no la prima de riesgo nos mata”.

– Si pierdes las elecciones hay que decir “hemos perdido las elecciones”.

– Si subes el IVA dirás “subimos el IVA”.

– Si te pillan robando, es fácil “he robado”, y ya para nota sería “he robado, aquí está el dinero”.

– Si la culpa de lo que les ha pasado a las cajas las tiene la gestión política de las mismas: “La gestión política de las cajas nos ha llevado a esto. Las hemos utilizado para financiar proyectos absurdos y para favorecer a nuestros intereses. Debemos profesionalizarla”.

– Si la confianza en la gestión política ha desaparecido: “Vamos a introducir unos artículos en el código penal para responder penal y patrimonialmente de nuestra gestión pública”.

– Si recortas en Educación dirás “recortamos en Educación. Tanto en servicios como en resultados. Porque por narices se tiene que notar”.

– Si eres líder de la oposición y no tienes nada que aportar para que las cosas vayan mejor es mejor que te quedes callado a decir tonterías demagógicas.

– Si bebes… no conduzcas.

En fin. Creo que es el momento de que los hobbits exijamos trasparencia y verdad. ¡Que no nos mientan más desde Isengard y desde Mordor! ¡Que estáis a nuestro servicio! ¡Que os pagamos el sueldo! ¡No nos mintáis más!

He hecho esta pregunta en Twitter y estas han sido algunas de las respuestas de algunos de mis followers… muchas gracias de antemano a ellos por estar ahí siempre…

@lmartabe: ¿Por qué a los políticos les cuesta tanto decir la verdad?

@Daphne_Dreams: porque política y verdad nunca puede estar unida.

@Nacho_Rivera1: es la primera norma que les enseñan antes de ser político. Esto es España…

@CatiCaferti: Porque es lo único que saben hacer

@PatxiMadariaga: Los políticos prefieren hacer interpretaciones creativas de la verdad en vez de decir la verdad misma. Es más…flexible

@sforonda: Porque no la saben.

@BalderValquiria: la verdad no llena urnas, la democracia no produce gestión pública, los gobiernos no tienen el poder…

@Enricnaor: Porque solo dicen lo q queremos oír

@tuhmuertoh: porque tienen mas dinero del que nos pensamos y por eso les «»cuesta tanto (dinero)» decir la verdad

@RinconDelBufon: Porque desconocen el significado de la palabra, se les olvida en cuanto llegan a un cargo. Así de sencillo.

@theeleb: Por que «Cuando el dinero habla, la verdad calla»…

@tristy_arg: porque políticos y verdad es como mezclar leche y aceite. Imposible de digerir y encima dan arcadas.

@eduthereed: porque ya mienten por inercia

@Martivi80: porque piensan que son mas espabilados que los demás por eso mienten #políticosmentirosos

@ivn_70: …déjame pensar, tal vez porque de ello depende su futuro, no? buenos días ….

@FenoyAna: ¡¡¡¡Fantastico!!! pero los hay honrados, no todos los que estan ahi son corruptos, te lo digo yo

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=VSqPeFLv0NU&feature=related]

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

3 Comentarios

  1. Creo que todo se solucionaría si existiera un ley de transparencia eficaz que hiciera que todo fuese más justo y los políticos pasasen un test de profesionalidad e inteligencia, por ejemplo.Muy buen artículo hecho para pensar.Un beso.

  2. A menudo reconozco k me siento hobbit, de hecho, necesito serlo para no caer en la desesperanza. Todos conocemos buenas personas k no serían capaces de comportarse como nuestros jefes o políticos. Son la mayoría. Renunciamos al capitalismo salvaje y los valores insolidarios k trae implícitos. Pero no somos lo suficiente valientes o caraduras para meternos en política. Sabemos k el poder corrompe y estamos perdidos. Por nuestra cabeza revolotean palabras y nobles ideas. Nada más. Quizás se trata del paso previo a la acción. O no. Buscaré un Gandalf k ilumine mi humilde camino, eso, será un placer.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Las entradas que más éxito han tenido en este blog « Memorias de un pez ahogado
  2. Respuestas « Memorias de un pez ahogado

Responder a mireia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.