La portada de La Razón del 9 de mayo

20120509-084947.jpg

¿Sabéis? me recuerda tanto a otros tiempos… a tiempos convulsos…a tiempos donde hay que señalar a los que no piensan como tu y «cosificarlos»… y colocarlos en un disparadero al que (¿quién sabe?) se pueden acercar cuatro locos a batear a los presentes…

Europa gira hacia la extrema-derecha y… en fin… ¿qué queréis que os diga? ¿Qué es esto? ¿A quién le parece relevante la vida y obra de unos chavales para que sus ideas políticas tengan valor o no? ¿Acaso se lo exigimos a alguien? ¿Le exigimos matrículas de honor a los políticos? ¿A los que dirigen los bancos? ¿Por qué este doble rasero?

¡Qué cosas tienes Luis Miguel! ¡Qué cosas tienes!

Para los que os guste el periodismo… si es que queda alguno… sabed que esta es una gran lección para conocer cómo no debe realizarse esta sagrada profesión…

En el país de la pluma no se fusila a nadie por tener buenas o malas notas o tener ideas de un color o de otro… por sus notas… (¡Madre mía!)… si hiciéramos eso ni con todas los paredones ni con todas las balas construidas en la historia tendríamos suficiente…

Supongo que hasta sea delictiva esta portada… en fin… no me apetece decir nada más… nada más… estoy triste porque veo lo que está pasando en Europa… porque veo el daño que portadas como ésta hacen a la democracia… sin permiso… con alevosía… con… ¿qué más da?

PD: Ya lo de menos es que escondan (segunda línea y a la izquierda) bajo la amenaza de intervención a Valencia y a Murcia porque están gobernadas por el PP.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

4 Comentarios

  1. Es cierto, Luis Miguel, que hay que procurar alejar del debate político la vida privada de las personas. Sería bueno y conveniente evitarlo. Sin embargo, ahí tienes lo del Rey, lo de Clinton, lo de ministros británicos y alemanes que dimitieron por escándalos sexuales o por plagios en sus tesis doctorales, lo de los consejeros de Sanidad y Turismo de Extremadura y Baleares que han tenido que dimitir o recular en sus decisiones… Y es que quienes tienen que asumir responsabilidades de Estado, en el Gobierno o en la oposición – la institucional o la de la calle- tienen un status oficial u oficioso que les obliga a ser extremadamente cuidadosos si abanderan opciones políticas. Muchas carreras políticas y profesionales se han ido al garete por maniobras de adversarios y expertos en zancadillas. Solo un grandísimo profesional -conozco uno y tú también probablemente- puede superar las manchas que otros quieren hacer perdurables por errores -o supuestos errores- propios. Por eso, para evitar riesgos, si se quiere abanderar algo en politica debe de hacerse sabiendo que te van a examinar…Y que los resultados se pueden publicar en los periódicos, en otros medios, en las redes sociales o en la hoja parroquial. Un saludo. P.

  2. No es partinente Pablo. Es su vida privada. La perfilación hecha de los personajes es propa de la manipulación, el monocolorismo, de la demagogia y de la propaganda. No se hace de nuestros políticos, no se hace de los que dirigen los periódicos… es absurdo.

    ¿Qué será lo próximo? ¿Los días que van a misa? ¿Las veces que han ido a manifestaciones? ¿Ponerles una diana a las fotos?

    Intolerable. Respeto la profesión y respeto a los compañeros… pero quien haya hecho eso no es periodista… y si lo era dejó de serlo… se combirtió en otra cosa…

    Si se quiere comentar los contenidos de sus ideas… por supuesto… pero perfilar las opiniones de las personas por sus notas… lamentable… ¿o es que deberíamos medir la calidad moral de determinado periódico por las apetencias y vídeos sexuales que podemos haber visto de su director? Absurdo…

  3. Nos han hecho creer que vivimos en un país democrático, que no es lo mismo… Los hechos hablan por sí solos. Sólo nosotros tenemos la culpa de una situación que no admite disculpa.
    Reaccionemos, y demos muestra de que sólo desde la acción las cosas tienen que cambiar.

    Saludos.

    • Como periodista no puedo criticar lo que hacen otros compañeros. De hecho, no suelen leerse en los diarios nacionales críticas a la forma de hacer de la competencia. Y eso que ésta existe en el estricto ámbito empresarial ó mercado y que algunos periódicos pueden asociarse a determinadas ideas políticas e incluso partidos. En ocasiones se ha aludido al «diario gubernamental», al «diario afin», al «diario monárquico», etc. pero menos en la línea editorial de cada medio que entre columnistas, menos encorsetados. Como lector de periódico me parece bien que me informen, que se ofrezcan datos sobre todo…sobre quienes gobiernan, dirigen, deciden en todos los ámbitos, manejan nuestras vidas y patrocinan actos que pueden tener trascendencia política, social o económica…En este caso, el periódico ofrece los curricula de los que organizan una manifestación o huelga de cierto calado, y me da la impresión de que sugiere la importancia de la ejemplaridad para actuar, reclamar o hablar en nombre de otros. Un saludo. P.

1 Trackback / Pingback

  1. Las entradas que más éxito han tenido en este blog « Memorias de un pez ahogado

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.