Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

8 Comentarios

  1. Si, si, de acuerdo. La Ley prevalece, el Estado de Derecho. Pero, insisto, en las guerras no hay leyes. Y luego hay legislaciones que deben reformarse- la Constitución española, por ejemplo, y algunas más- y otras que se aplican mal o con abuso de poder. Por cierto, circula alguna famosa versión sobre el 11-S en la que nunca creí. Siempre habrá lobbies con mucho dinero e influencia que protegen a quienes han practicado o practican la ignominia, la extorsión, el chantaje, A veces extendiendo un rumor para hacer daño a la víctima vale. Siempre quedarán dudas sobre las razones de las víctimas de manipulaciones intolerables. Y es que las guerras ya no se montan con el único concurso de las armas de fuego. Y con ésto, acabo por hoy, Luis Miguel. Tal vez mañana, pasado o en cualquier otro momento en que mis ocupaciones me lo permitan regresaré adonde solía. El saludo de siempre, P.

  2. En las guerras no hay ley, amigo Luis Miguel. No la respetan ninguna de las partes. Bin Laden era el comandante en jefe (cerebro) y financiador de una de ellas. Y recuerda cómo mataron en su propia tierra a Gaddafi, otro de los sátrapas coetáneos nuestros. Brutal. También tenía derecho a defenderse. ¿Y lo de Assad en Siria? El ha aplicado la Ley, su ley, y han caído miles de víctimas inocentes, centenares de niños. El asunto de la guerra cuando una parte es el fundamentalismo islámico rebasa las coordenadas de la humanidad. Criticamos a la Iglesia Católica a veces con razón. Nada comparable con lo que merecen quienes miran a la Meca desde el odio. Recuerda un solo ejemplo: las mujeres adúlteras son apedreadas hasta morir. El Islam debe evolucionar. Me conformaba conque hiciera la mitad del camino que ha hecho Roma. Es mi opinión, claro, y como toda opinión, discutible. Pero, aunque me disguste hablar de ello, la puedo expresar aquí, mucho me temo que no en Irán, Pakistán, etc, e incluso en algunos ámbitos de la Red. Soy un privilegiado. Un saludo. P.

    • Reitero mi opinión. La ley nos diferencia de las bestias… no mi ley ni la del otro ni la del Talión… la ley que respeta lis principios básicos, los derechos fundamentales de lis ciudadanos… y en ésa ley se recoge que todo el mundo tiene derecho a un juicio justo… sea Bin Laden, Gadafi o Urdangarín… lo demás es barbarie…
      Si no respetamos este principio cualquier día pueden entrar en nuestra casa y pegarnos un tiro en la cabeza porque alguien pensó que éramos culpables de algo…
      Y os digo… que entiendo el mal y que seguro que ha cometido mil atrocidades… pero… aún así… ya sabéis…

  3. Yo estoy de acuerdo con tigo Luis Miguel… pero oye, a ti tambien te gusta que te traten a través de unas leyes… Pero esque tu las cumples, no vas matando por ahí a miles de personas ni rompiendo toda ley que haga… Como un animal,eso era Bin Laden… El rompía todas las leyes, por lo tanto, quería decir que no le gustaban las leyes, no? Pues si no te gustan las leyes, no tienes derecho a que te juzguen…

  4. Bueno, yo creo que lo que nos diferencia de las bestias, de los regímenes autoritarios y de la barbarie es la ley. No respetarla es dejar de ser humanos. Luego es muy fácil de adivinar el silogismo al que nos lleva esta operación…

  5. Bueno, bueno, Luis Miguel. Veo que has entrado en el tema que menos esperaba. Dejas a un lado las famosas y delicadas «cacerías» reales -ya tratadas aquí pero que van a más-; tampoco aludes al populista, casi peronista y bananero Evo Morales y su reciente expolio. ni citas al ministro de Trabajo -para más inri- que dejó 5,3 millones de millones de parados pero asistió a la manifestación del 1 de mayo ¡¡para protestar por los 5,6 millones de parados!!. ¿Bin Laden? Pues qué quieras que te diga. A los terroristas se les suele abatir sin juicio previo sobre todo cuando no se dejan cazar y tienen mucha pasta para seguir financiando sus fechorías. Cuando hay un resquicio…¡¡zas!! Está mejor en el fondo del mar. Me quieres pillar: ¿El fin justifica los medios?. Hay casos, como éste, evidentes pero es que la guerra la inició Bin Laden, matando mucha gente inocente y con indicios de «mantenella y no enmendalla»…Hay otros casos en que no se puede actuar así, entre otras razones porque la información que motivaría una guerra, intervención o actuación determinada es FALSA, ABSOLUTAMENTE FALSA e incluso podría esconder motivaciones espúreas. Un saludo. P.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.