Se equivocó la gaviota… se equivocaba

Tengo diarrea. Últimamente es muy común en mi proceso digestivo. Me meten tanta mierda en la boca que no soy capaz de digerirla bien… a pesar de que suele estar perfumada.

Esta vez, mi diarrea ha sido producida por una noticia lamentable que se ha producido en un pueblo de la provincia de Almería. A la corporación municipal de Huércal-Overa no se le ha ocurrido otra cosa que suprimir el nombre del poeta Rafael Alberti de un teatro.

Desde el ayuntamiento se alude a que este nombre no vende el pueblo (¡afortunadamente!) aunque, parece claro, que es por ideología política. Probablemente, la misma que deja nombres de asesinos de guerra por motivos históricos en las calles y plazas de España… Y claro, no se puede consentir…

Que un entrañable señor hable con ritmo…

Que haya metáforas e imágenes en sus palabras…

Que tenga la derecha para sujetar la cuchara…

Que se identifique un pueblo con un poema…

Que un artista sea un artista…

Que la pluma identifique al ser humano…

Que su ajada voz muriera en tierra…

Creo que estas actuaciones están más allá de las ideas y que, desgraciadamente, nos muestran lo que es el ser humano: una verborrea marionetil que escupe demagogias y luego comete impunes atentados contra sus palabras.

Algunos quieren borrar todo rastro de la poca humanidad que nos queda… y creo que es el momento de decirles… “¡No!”. Es el momento de decirles que “si supieras leer… los poemas de Alberti serían tan tuyos como míos porque sólo defienden un mundo mejor”.

Aquí os dejo un enlace al formulario de sugerencias de la página del ayuntamiento de Huercal-Óvera.

Enlace

Yo he firmado y les he escrito lo siguiente: Jamás iré a visitar Huércal-Overa porque no me representa una actitud fascista como la que ha tenido su ayuntamiento al suprimir el nombre de Rafael Alberti del teatro. Muchas gracias por demostrarnos la realidad de las cosas. Se equivocó la gaviota, se equivocaba.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

2 Comentarios

1 Trackback / Pingback

  1. Las entradas que más éxito han tenido en este blog « Memorias de un pez ahogado

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.