DDoS Anonymous en el ojo del Gobierno de Estados Unidos

Qué mala pinta tiene el tema. En mitad del desarrollo de la ley SOPA contra la piratería (que ya tiene mal nombre) y el día después de que varias importantes instituciones de Internet, como la Wikipedia, hayan hecho 24 horas de huelga por ese motivo, el Departamento de Justicia de los EEUU y el FBI entran con pistolas y fusiles de asalto en la sede de Megaupload y detienen a un grupo de informáticos frikis que seguro intentaron resistirse tirándoles robotitos de Android y el manual de instrucciones de Warhammer (que realmente sí puede considerársele un arma de destrucción masiva por su volumen y por la cantidad de dudas que genera entre sus jugadores y que les lleva a discutir fervientemente en cada partida por un par de centímetros. Claro que, a algunas les pasa lo mismo).

Orgullosos de haber encerrado a los peligrosos delincuentes de Megaupload, y de que violadores y asesinos sigan en la calle, los agentes federales descansaban satisfechos haciendo lo que suelen hacer después de un día de trabajo exitoso: tomarse unas cervezas Budweiser en cualquier pub irlandés al que llevan cientos de cajas del Dunkin Donuts para mojar.

Que si que bien estuviste dándole al de la camiseta de Green Lanter, que mira que tonto aquel otro por estar escuchando Blind Guardian, que si qué payaso el que tenía un de boomerang de Batman sobre la mesa… risotadas y sensación de surfear en la cresta de la ola mientras le dicen piropos soeces a la pobre camarera que está harta de estar harta y de aguantar borrachos y a un jefe que le hace ir en miniminiminifalda a trabajar.

Sin embargo, súbitamente, imagino cómo todos sus buscas y móviles empezaron a sonar a la vez cuan melodía de destrucción. “Volved a la oficina. La tercera guerra mundial ha comenzado”.

Y allí, llegaron sudorosos, con un aliento que mezclaba al 50% la cerveza y el glaseado de los donuts y sabiendo que el día iba a ser muy largo. ¡Y vaya si lo fue! El colectivo (demostrando que lo son) Anonymous había atacado varias webs de Estados Unidos entre las que estaba la del Departamento de Justicia y la de Universal Music. El sistema empleado es el conocido como DDoS (denegación de servicio). No se podía acceder a las webs y ponía el mítico “The Requested URL could not be retieved”.


Una larga noche toledana, o lo que sea. Pero, ¿cuál será el siguiente paso del FBI y del premio Nobel de la Paz, Obama? ¿Matar a Bin Laden por si está financiando con dinero de la CIA a Anonymous? Perdón esto ya lo han hecho. ¡Cómo se nota que se acercan las elecciones!

¿Cuál será el siguiente paso de Anonymous? ¿Seguir atacando cuando algo vaya contra la libertad de expresión? ¿Y si confundimos en algún momento libertad de expresión con libertinaje?


Creo que una guerra sería terrible. No nos damos cuenta de la importancia de todo esto. La red nos ha convertido en ciudadanos de cada una de las aldeas del planeta y si 10 tuaregs tienen gripe nos la pueden contagiar a todos (vamos, quien dice gripe dice crisis mundial). Realmente no sé si nos hemos parado a pensar lo que podría suceder si la escalada creciese descontroladamente. En este caso no se puede utilizar la fuerza cohercitiva del Estado y eso les da miedo. Por una vez no controlan y por eso quiere acotarlo totalmente. Por otro lado, por primera vez el ciberterrorismo se ha demostrado que es mucho más efectivo que tirar cócteles molotov por las calles. Las explosiones de unos y ceros no matan personas, matan ideas.

Por si acaso Anonymous quiere hacerse más divertida, yo, modestamente, les propongo algunas actuaciones más personalizadas que seguro que harán

1. Va un agente del FBI al supermercado. En el carrito mete verduras, pescado congelado y coca-cola. Se acerca a pagar y…
–    ¿Cuánto es?
–    12,35 dólares.
–    ¿Se puede pagar con tarjeta?
–    Claro.
–    Umm… qué raro. No funciona. ¿Seguro que tiene usted la tarjeta bien?
–    Por favor, insista.
–    Lo hago pero pone que “The Requested URL could not be retieved”.
–    Ya me han hecho un DDoS.

2. Va un agente del FBI a jugar con sus amigos al Call of Duty en su casa y cuando enciende la consola y en lugar de poder matar terroristas chechenos con un solo click le  pone “The Requested URL could not be retieved”.

3. Una agente federal lesbiana está en la cama con su novia y…
– Ummm sigue, sigue así…
– Ufff, no puedo más, la tengo deshecha. ¿Nos hacemos unos DDoS?
– “The Requested URL could not be retieved”

4. Una madre habla con su hijo…
– ¿Qué hay para comer mamá?
– Antes dile a mamá qué quiere ser mi amorcito de mayor.
– Agente del FBI, mamá. ¿Qué hay para comer?
– “The Requested URL could not be retieved”

5. Van Mulder y Scully ilegalmente por el Área 51 y se encuentran con un alienígena que está en una jaula.
– Si colaboras y prometes portarte bien te llevaremos a las oficinas del FBI y tendrás muchas más comodidades que aquí.
– “The Requested URL could not be retieved”.

PD: ¿Los que nos meten en la crisis y no nos saben sacar de ella por qué hacen más caso a los lobbies que a la gente anónima?
PD2: Que Anonymous haya elegido como síimbolo la Máscara de «V», personaje de cómic creado por Alan Moore y David Lloyd para portestar contra el Thacherismo es extraordinario.

PD3: Que quieran hacer que estos delitos tengan más tiempo de pena de carcel que lo que le pueda caer a un violador, o a un maltratador… me deja el cerebro… “The Requested URL could not be retieved”

PD4: Urge un debate sobre propiedad intelectual en la era digital.

PD5: Quien crea que esto no le afecta… en fin…

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

1 Trackback / Pingback

  1. Ddos | TagHall

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.