El Pez Ahogado (III)

Capítulo tercero: Anzuelos rotos

 

La conquista de la Naturaleza por parte del

Hombre se revela, en el momento de su consumación,

como la conquista del Hombre por parte de la Naturaleza.

C. S. Lewis

 

Stand by III

Quieto.

Así me recuerdo.

Esperando al águila

que me busca una noche tras otra

y que me ha de llevar más allá de la vigilia.

Me recuerdo guiñando

un ojo tuerto a las brujas que pasan.

 

Cabalgan sobre escobas de plomo.

 

Deseo que todo vuelva a empezar.

 

Pausa irreflexiva.

 

Si volviera,

en un futuro,

como quien no quiere la cosa,

aunque fuera por poco tiempo,

repetiría mis frases una a una

sin cambiar un punto.

 

La vida como paisaje nocturno

Tendido sobre una estrella

un cuerpo carbonizado

se pega a otro pensando en posesivo mayor.

Debajo, otro se pega al segundo

mientras el tercero se retuerce

para conquistar el espacio que deja el cuarto.

 

Después de mil millones de ellos

mi rostro sonríe atrapando el tiempo.

 

Intentando cambiar el mundo

¿Por qué no puedo matar dragones con mi espada?

Yo también cabalgo

y siento el aire en mi cara.

Vigilo desde las almenas

a los enemigos emboscados

y observo desde los oscuros olmos

a las gentiles damas.

Tengo todas las habilidades

y además…

 

teniendo espada…

 

y escudo y yelmo…

 

¿Por qué no tengo una cabeza de dragón en mi casa?

¿Por qué camino siempre entre el estiércol?

 

Una vez tuvo un título este poema pero se me olvidó

Un animal incansable me persigue.

Desea cazarme.

Soy simplemente un alimento más

en una dieta de grasas

que me suma al mundo de los datos.

 

Poema para la luna llena

El viento llega a mi pelo y lo moldea a su antojo.

Busca mi desesperación

y siempre la encuentra.

Intenta desviarme de mi camino

pero las venas de la noche

no se lo permiten.

 

(sin eterno retorno)

 

Anzuelos rotos

Esquivo hachas

rompo mis manos escalando

y sufro en los corredores verdes.

Al final no habrá espacios muertos.

 

Sin descubrir los secretos del mundo

la lluvia me ha dibujado una sonrisa

en una nube con forma de anzuelo roto.

 

No

Claro.

 

Con título

Silencio

sólo es silencio.

Mis uñas crecen devorando el tiempo.

Los relojes mueren

si secuestro tus besos

y solo el silencio es eterno.

 

Silencio.

 

Silencio.

 

Silencio.

 

Silencio.

 

Y mis palabras serán

Y pase lo que pase

sólo perduraran las rocas de letras

viendo llorar a los árboles.

Y sentiré desde ellas

que no todo ha sido en balde

y que la música está incompleta

en todos los cementerios de la tierra

Y mis palabras serán…

 

Y se sucederán las estaciones

agolpándose en las gentes

y nadie pensará en mí

ni probablemente en ti

ni en nada.

Y sólo los restos de una civilización caída

serán florero

en unas paredes de culto

y yo seré un lujo para mí mismo

y mis palabras serán…

 

Y se vivirá con la sencillez

del mundo de la tecnología

mientras te envenenará

el olor a tabaco de las cosas.

Las amapolas serán digitales

y mancharán la mirada

de tableros metálicos de ambrosía.

Y mis palabras serán…

 

Cuando todo se vaya

todo seguirá igual.

Para mí,

los restos de mi vida

serán un poso mezzosoprano

del que nadie beberá.

Y para ellos

serán gajos de otro paria

que halló su descanso necesario

 

(por otra parte)

 

para que el mundo siga.

Y mis palabras serán…

 

Y mis palabras serán entonces

lo único que me recuerde

que una vez fui hombre

y que amé unos ojos azules.

Mis malditas palabras

se pegaran a sus lápidas

para no ser devoradas

como lo fui yo

y lucharán por recordar

a un animal que una vez respiró

y que vivió escribiendo

que unas malditas palabras serán…

 

el único recuerdo de un pez ahogado.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

1 Comentario

1 Trackback / Pingback

  1. El Pez Ahogado: Poemario completo « Memorias de un pez ahogado

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.