1. Algo no va bien…

Llevo un tiempo buscando trabajo. Ni mucho ni poco. La cosa está mal, ¿qué os voy a contar? Por el contrario, veo a Mourinho y a Belén Esteban decir sandeces que me importan un pimiento y a monstruos encorbatados que pelean con sonrisas en sus hidratadas caras.Todo se desvanece y todo sigue igual. Un Master, una Licenciatura, el CAP, la Suficiencia Investigadora, dos discos, varios premios de relato corto, de música, de cortometrajes y de fotografía… y me siento como una cortina de humo que sale del cigarrillo del Destino y que va a parar a un grasiento y desvencijado extractor. Vamos, hecho una mierda. O, acorde con los tiempos, una cybermierda. Por cierto, el Destino dejó hace tiempo de escribir renglones torcidos en su libro, ahora le da por mandar Tweetts. La evolución.

Quizá la broma es que nada es serio. Quizá el mundo siga siendo igual y sólo mi oscura sombra me hace pensar que todo está vacío. No puedo evitar tener la sensación de ser nada y no tener perdón. Y es que… sinceramente… algo no va bien.

Y no va bien porque el cinismo nos gobierna con fuertes e inamovibles cadenas. Y no va bien porque te sientas en una entrevista de trabajo, UNA, ¡para una que tienes! y te puede pasar lo siguiente:

ANUNCIO: Se buscan Relaciones Públicas para empresa del sector editorial. Se necesita personal dinámico, con buena presencia y con don de gentes. Interesados blablabla.

ARTABE: Bueno, creo que voy a llamar. Lo cierto es que entre no tener ni idea de ser fresador (que no sé si es para algo de la construcción o para recoger fresas) y los mil trabajos de comercial que se publicitan no me quedan muchas más alternativas.

DESTINO: @lmartabe concierta una entrevista, come, se afeita, se ducha (creo que no en este orden), se disfraza de ser humano, imprime un curriculum y pisotea la calle hasta arribar a la oficina y en es momento…

ENTREVISTADOR: Blablablablablablablablabla (ni mención a lo hecho ni a lo pensado ni a lo errado en la vida de uno). Blablablablablablabla, es más, blablablablablabla.

ARTABE: Vamos, que de relaciones públicas, nada. Que es para ser comercial.

ENTREVISTADOR: Sí, pero blablablablablablablabla.

DESTINO: @entrevistador intenta convencer a @lmartabe de todos los parabienes de este trabajo aunque no surte mucho efecto. A @lmartabe les escama mucho que le intenten convencer a él y no al revés.

ARTABE: ¿Y cuánto se cobra?

Margen de beneficio

ENTREVISTADOR: Mira, me gusta que me hagas esta pregunta. Precisamente la editorial acaba de firmar un acuerdo en China que nos va a permitir hacer los libros tirados de precio y así nuestro margen de beneficio va a ser mucho mayor y blablablablablablabla.

DESTINO: @lmartabe abre los ojos, arquea las cejas (frondosas, por cierto), comienza a ver en los páramos de sus ojos a miles de niños chinos colando lomos, copiando a mano cada una de las obras de los bodrios de éxito de la editorial y extrae una catana de su gabardina. Se hace el harakiri.

ENTREVISTADOR: Esto es un chollo. La ocasión de tu vida.

ARTABE: Argg…

ENTREVISTADOR: No puedes dejar pasar esta oportunidad.

ARTABE: …

DESTINO: @lmartabe se encuentra en el suelo. Su corazón no late y sus ojos están cerrados. Con su último aliento, con sus propias manos ha dejado escrito lo siguiente: “Algo no va bien”.

Sobre Luis Miguel Artabe 337 Artículos
Periodista, profesor, psicólogo de masas y #CommunityChamán. Como no me gusta la realidad me invento otra. Si vas contracorriente, soy tu salmón.

10 Comentarios

  1. Yaaaaa… son tiempos duros, eh? para muchos… Llegó el 2012 y veremos… Esto cambiará, tiene que cambiar.

    Y la crisis esta pasará y lo que tú llevas dentro… eso no te lo quita nadie!! eso vale toda una vida…

    arriba genio genial!!!

  2. Algo no va bien, está claro… Y más cuando, después de conocer gente como tú que ha demostrado sobradamente su valía y no encuentra un mísero trabajo, después te encuentras con otros con unos puestazos de la leche, cobrando una pasta y que lo único que hacen durante toda su jornada laboral es decir «palabros» en inglés, aprovecharse del trabajo de otros y hacer la pelota a los jefes. Está claro: a los que hay que matar es a los de selección de personal!!!!!!!!!!!!!!
    Suerte con el blog y sobre todo con tu destino, a ver si deja de ponerte zancadillas…

  3. A mi mejor jefe:
    Cuanta verdad en este post y cuanto ingenio para narrarlo. Me gusta tu estilo Kill Bill del final… es lo que muchos acabaríamos haciendo en esa situación. No obstante, y a pesar de que es obvio que no sólo algo sino todo va mal, con gente como tú es posible cambiarlas.
    Me encanta tu blog! Esto promete
    Suerte en tu Destino para que sus tweets sean favorables 😉

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Las entradas que más éxito han tenido en este blog « Memorias de un pez ahogado
  2. Buscar trabajo « Memorias de un pez ahogado

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.